En el medio, la virtud…

Los dos centrocampistas del Guijuelo lo han jugado casi todo y otorgan un balance defensivo y ofensivo clave en el equipo

Ya lo dice el refrán… en el medio está la virtud y eso es lo que le ocurre al CD Guijuelo, que posee dos piezas que le otorgan el equilibrio necesario tanto en defensa como en ataque, siendo dos jugadores casi imprescindibles por su labor y su escaso relevo en el banquillo ya que no hay futbolísticas específicos como ellos.

Se trata de Gonzalo y de Ochoa, dos jugadores básicos en el esquema de Sito que han disputados casi todos los minutos y han sido titulares en las once jornadas que se han disputado hasta el momento. El primero, el salmantino Gonzalo, ha jugado toda su vida de central pero se ha adaptado a la perfección a un puesto que tampoco le es desconocido ya que lo ha ocupado en alguna ocasión.

Tan solo se ha perdido poco más de 20 minutos en toda la temporada y otorga un equilibrio defensivo, una labor oscura, imprescindible para el equipo. “La verdad es que este trabajo a veces no se ve, pero es necesario para un equipo. Me encuentro muy bien físicamente y eso que casi no hice pretemporada porque estuve lesionado. Además, me sorprendió jugar de inicio desde la primera jornada pero estoy muy contento”, señala Gonzalo.

El salmantino destaca que su entendimiento en el campo con Ochoa “es muy bueno” y esencial para que el balance ofensivo y defensivo del equipo funcione. “Ochoa es un chico muy joven que se ha adaptado a la perfección y hace una labor muy importante para el equipo. Somos diferentes pero creo que nos complementamos fenomenal”, destaca.

No obstante, Gonzalo no cree que sea imprescindible. “Nadie lo es en el equipo; es verdad que hay jugadores muy importantes pero todos podemos hacer un buen papel y los compañeros están preparados ya que Víctor o Miguel también pueden ocupar estas posiciones”, señala Gonzalo.

En cuanto a la trayectoria del equipo, Gonzalo señala que nunca “se han preocupado por no ganar porque estábamos trabajando bien y sabíamos que la victoria iba a llegar. Lo que nos cuesta más es marcar goles pero sabemos que va por rachas; no obstante, creo que el equipo está muy bien en el plano defensivo”.

Por su parte, Ochoa se ha convertido también en una pieza básica en el esquema de Sito y también ha sido titular en todos los partidos, perdiéndose pocos minutos y con una adaptación muy buena al grupo. El jugador, de corte más ofensivo, mueve bien al equipo y ejerce de enganche con la parte de arriba.

“Están haciendo una función muy importante para el equipo; ambos ofrecen un rendimiento muy alto y eso se nota en el campo para dar equilibrio al equipo, de eso no hay ninguna duda y ojalá sigan así todo el año”, destaca el entrenador del CD Guijuelo, Sito.

Así, el Guijuelo ha encontrado una de sus virtudes en el medio, que es donde se sostiene el balance ofensivo y defensivo de los de Sito. Ya saben, en el medio, la virtud…