En busca de la igualdad

Susana Camarero en Salamanca (Foto:F.Rivas)

Susana Camarero confía en mejorar el empleo femenino con dos nuevos planes que pondrá en marcha el Gobierno.

La secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Susana Camarero, ha destacado el “cambio de tendencia” en el empleo femenino, que se verá “ayudado” con la puesta en marcha de manera inminente de dos nuevos planes estatales para mejorar el acceso al mercado laboral de las mujeres.

 

Camarero, quien ha visitado Salamanca para participar en una jornada sobre economía social organizada por Mujeres en Igualdad, ha señalado que el Ejecutivo completará las actuaciones de la presente legislatura en empleo femenino con dos nuevos planes “muy importantes”.

 

Según ha detallado, el primero tratará de mejorar las condiciones para que las mujeres se integren de nuevo en el mercado, a la vez que luchará por reducir y eliminar la actual brecha salarial en comparación con los hombres.

 

Asimismo, la secretaria de Estado ha destacado también el reciente anuncio del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de dotar de una nueva herramienta de apoyo a la mujer rural, cuyo texto se está “prácticamente ultimando”.

 

Así lo ha indicado Susana Camarero durante una visita a Salamanca, donde ha incidido en el interés del Ejecutivo actual por reducir los datos de desempleo, especialmente el de las mujeres.

 

Unos datos que han mejorado en el mes de marzo con 23.000 incorporaciones femeninas a puestos de trabajo, lo que contrarresta con las 28.000 mujeres que perdieron su sitio en el mercado laboral en noviembre de 2011, tal y como ha comparado.

 

MUJERES EN IGUALDAD

 

Durante esta visita, Camarero ha estado acompañada por la secretaria general de Mujeres en Igualdad, Carmen Fúnez, quien ha incidido en la importancia del empleo para que la mujer mejore sus condiciones laborales y sociales.

 

Asimismo, la representante nacional de Mujeres en Igualdad ha abogado durante su intervención en el apoyo que ofrecen las empresas de economía social, cuyas entidades “han aguantado mejor la crisis” y las que han contratado en los últimos años a 190.000 personas, de ellas la mitad son mujeres.