En busca de ‘El Dorado’

Avenida y Praha, dos equipos que se pueden volver a ver las caras

Perfumerías Avenida se pone a prueba ante Kosice en el primer partido de la eliminatoria previa a la ‘Final Eight’(18.00 horas). El objetivo es regresar a Salamanca con el primer punto en el saco para intentar culminar la conquista en casa.

Perfumerías Avenida vuelve a navegar por Europa y ante lo que le espera le toca vestirse con el traje de conquistador. Ganar en Kosice significaría superar otra magnífica dificultad que habría que añadir a la lista de las que ya acumula el equipo salmantino en su periplo europeo, aunque la relevancia de lo que hay en juego sitúa este envite entre los ‘top’ y es que superar la eliminatoria ante el equipo eslovaco significaría entrar en la final de ocho de Ekaterinburg y superar de largo las expectativas que no hace demasiado había sobre este equipo en Europa.

 

Pocos esperaban a Perfumerías Avenida en esta ronda pero una vez aquí seguro que no es un rival que cualquier adversario quisiera. El equipo salmantino no estaba en disposición de elegir pero en principio no desagradó el cruce ante Kosice aunque ya en frío la categoría del rival –para muchos la gran relevación de esta Euroliga-, provoca que se afronte la eliminatoria con mucha precaución.

 

El primer partido de una eliminatoria a tres siempre se considera como fundamental y si nos atenemos a los precedentes de esta temporada Kosice parte como favorito no sólo por su condición de local sino también porque como anfitrión no ha perdido ni un solo encuentro esta temporada, ni en Liga ni en Euroliga, ni aun cuando ha tenido enfrente rivales de la categoría de Fenerbahçe, Schio o Nadezhda. Avenida debe estar preparado parea encontrarse en el Infinity Arena una olla a presión y en un ambiente así la primera máxima es la de aguantar la tensión y minimizar errores.

 

El siguiente paso será atar en todo lo posible a un adversario que presenta un bloque muy sólido, con roles muy definidos y jugadoras que hacen de la regularidad su mejor virtud. Kosice es fundamentalmente un bloque aunque con varias jugadoras que asumen el protagonismo en los momentos clave, fundamentalmente Pierson y Quigley.

 

La dirección se la reparten lajoven y cada vez más protagonista Bojovic – atención a su capacidad para encontrar pases definitivos-, y Lacy. Krivacevic, la temporada pasada casi desapercibida en Rivas, ha recuperado en Eslovaquía la regularidad de la que ya hizo gala en su paso por Sopron y la ‘guardia petroriana’ eslovaca mantiene el tipo durante la rotación.

 

Una de las virtudes de Kosice en esta edición de la Euroliga ha sido saber llevarse los partidos a su terreno, al ritmo de juego quemás le va y que en ocasiones da la sensación de volverse una locura pero que lo que acaba haciendo es descentrar al rival. A buen seguro Avenida se encontrará con defensas alternativas –en varios encuentros han hecho daño al plantar su zona-.

 

En las filas de Perfumerías Avenida hay muchas ganas de iniciar esta eliminatoria. Durante muchos partidos las perfumeras se vieron fuera de Europa y ahora que rozan su presencia en Ekaterimburgo quieren exprimir la oportunidad y es un cruce que se ha preparado todo lo posible.

 

La gran duda es ver cómo responde en el plano físico el equipo después de que durante los últimos días varias de sus jugadoras hayan superado un proceso gripal. Ante La Seu se intuyeron síntomas de cansancio aunque, conocidas las ausencias de Sánchez y Ferrari, el técnico podrá contar con todas las demás jugadoras para intentar una conquista que, de culminarse, tendría tintes de ‘El Dorado’ para Perfumerías Avenida.

 

2012, lección aprendida

 

La edición de 2013 es la segunda en la que se disputará una ‘Final a Ocho’ y por lo tanto este año es la segunda oportunidad que tiene el equipo salmantino de alcanzar esta cita. En la edición de 2012 se quedó a las puertas después de caer en la ronda ante el italiano Familia Schio.

 

Las jugadoras que permanecen en la plantilla y que vivieron aquel duelo –Pascua, Marta Xargay, Marta Fernández y Laura Antoja-, saben perfectamente la tensión con la que se vive y, sobre todo, están al tanto y podrán avisar a sus compañeras de los errores que no hay que cometer.

 

Si algo le pasó factura al equipo salmantino en aquel enfrentamiento fue el no conseguir meterse con la tensión adecuada en el primer encuentro. Avenida jugaba como local pero se vio sorprendido por su rival en el primer tiempo de aquel encuentro –trece puntos al descanso de desventaja-, y acabó perdiendo el primer punto.

 

El segundo partido, en la pista italiana, estuvo en las manos de Avenida pero en los momentos definitivos apareció ese arbitraje tan típicamente casero cuando se juega en Europa y fue Schio el equipo que viajó a Estambul para encontrarse con la alta nobleza del baloncesto femenino.