Empresas portuguesas y regionales estrechan lazos en cooperación

Jornada. Miróbriga acoge un encuentro empresarial del proyecto Action de cooperación transfronteriza. Ventajas. Hay varias empresas que están reduciendo costes cooperando con empresas lusas
MONDRIÁN / DAVID RODRÍGUEZ
El consejero de Presidencia de la Junta de Castilla y León, José Antonio de Santiago-Juárez, afirmaba hace un mes en Ciudad Rodrigo que había llegado el momento de que la sociedad civil se implicara en la cooperación transfronteriza con Portugal, una vez las autoridades han estrechado ya los pertinentes lazos. Los inicios de esta cooperación en cuanto a ciudadanos y empresas se empiezan a hacer visibles, (aunque ya han tenido una larga trayectoria detrás), como se pudo comprobar en el día de ayer en la jornada de cooperación empresarial que acogió el hotel Conde Rodrigo II de Miróbriga.

La jornada estaba organizada por la Consejería de Economía y Empleo de la Junta, a través de su Agencia de Inversiones y Servicios de Castilla y León (ADE), enmarcada dentro del Proyecto Action de Cooperación Transfronteriza, que se puso en marcha en 2009 y concluirá en el mes de junio de este año. A través del mismo, empresas de Castilla y León y Portugal se han puesto en contacto para realizar acciones conjuntas que favorezcan a sus negocios. En el día de ayer, alrededor de 60 empresas lusas y castellanas y leonesas, de los sectores agroalimentario y logístico/transportes, se dieron cita en Miróbriga para plantear experiencias que puedan beneficiarles mutuamente.

En el tiempo que el proyecto lleva en marcha se han celebrado varias jornadas, pero la de ayer en Miróbriga tuvo como novedad los encuentros bilaterales. Los empresarios participantes se dividieron por sus sectores de actuación (cárnico, logístico, comercio, bodegas, lácteos y vegetales), para poner en común experiencias concretas en cada sector, sobre nuevos mercados, oportunidades de innovación y financiación, o internacionalización.

Si cada empresa intercambió información con unas 25 empresas, se estima que hubo cerca de 1.600 encuentros directos. Así lo estimó el vicepresidente de ADE, Pablo Trillo-Figueroa, quien considera que estos encuentros son clave “para el desarrollo futuro y la viabilidad de las empresas“, ya que pueden “poner en común sus objetivos“. Como se puso de manifiesto en la jornada, ya hay varios casos de exitosa cooperación transfronteriza, como la empresa Transcereales Cruz de La Fuente de San Esteban, que expuso su experiencia.

En la jornada también intervino el alcalde de Ciudad Rodrigo, Javier Iglesias, quien destacó la importancia del desarrollo de proyectos transfronterizos como Action, ya que “contribuyen a acrecentar la alianza entre Castilla y León, y Portugal”. Además valoró lo que suponen esos proyectos para los propios ciudadanos, señalando que “estas iniciativas repercuten en la mejora de la calidad de vida de los habitantes de la frontera”. En todo este marco transfronterizo, Iglesias destacó el especial papel que juega Miróbriga como “punto de encuentro” entre Portugal y Castilla y León.

La jornada también contó con varias conferencias conjuntas, siendo la última de ellas de Nuno Nascimento, director general del Conselho Empresarial da Região Centro de Portugal. Nascimento destacó la importancia de estos encuentros “para ganar confianzas y estrechar lazos, que permiten además encontrar nuevas oportunidades, como la venta conjunta de productos, lo que permite al final trabajar más barato”. Según anunció Trillo-Figueroa, el proyecto Action ha recibido una prórroga, y a partir de junio, una vez se clausure el actual, se pondrá en marcha la iniciativa Action II, en la que como novedad participará la Región Norte de Portugal.