Empate que sabe a poco del Confitería Gil frente al Tierno Galván

Los charros no pudieron sacar más de la cancha vallisoletana.

TIERNO GALVÁN: Alex, Richi (1), Toral, Nacho (1) y Miguel-quinteto inicial-, también jugaron: Chavi (AA), Danilo, Ego (A), Mario, Mecha, Rubén y Garrido.

CONFITERÍA GIL F.S.SALAMANCA: Dani, Moasin, Fran (A), Adrián y Raúl (2,A)-quinteto inicial-, también jugaron: Ratero, Alberto, Álvaro y Poca.

Goles: 1-0 Min.6 Richi, 1-1 Min.11 Raúl, 1-2 Min.19 Raúl, 2-2 Min.35 Nacho.

Árbitros: Israel Barroso e Iván Sanz

Partido muy disputado y lleno de emoción hasta el último segundo el que han disputado en la tarde del domingo el Tierno Galván, de Valladolid y el Confitería Gil F.S. Salamanca.

 

Comenzaba el encuentro con el equipo local esperando a los salmantinos en media cancha, intentando sorprenderle en alguna contra. Los salmantinos, fieles a su forma de juego defendían en toda la pista, dificultando la salida de balón de los vallisoletanos.

 

No obstante, aunque los visitantes habían gozado de ocasiones claras de gol, eran los locales, tras un saque de córner mal ejecutado por los charros, los que se pondrían por delante en el marcador. Este gol no cambió en exceso la presión y el buen juego de los charros, que continuaron asediando la meta local hasta que Raúl, en una combinación precisa de todo el equipo, lograba empatar. El partido estaba siendo muy vistoso para los espectadores, ya que ambos conjuntos se estaban dejando el alma en cada una de las acciones que disputaban. Los charros, antes de llegar al descanso del partido, le daban la vuelta a falta de un minuto, gracias a un saque de esquina perfectamente ejecutado por obra nuevamente de Raúl. 

 

Al comienzo del segundo periodo llegaron los mejores minutos por parte de los vallisoletanos, que embotellaron a los confiteros en su propio campo fruto de su empuje buscando el empate. Pasados estos minutos de agobio, se volverían a igualar las fuerzas y ambos conjuntos disfrutaron de ocasiones suficientes para que el marcador se hubiera movido. Este se movería a falta de apenas cinco minutos para la conclusión del partido y, desgraciadamente para los charros, fue obra de los locales tras una gran jugada de córner.

 

Los charros, que llevaban ya tiempo jugando con portero jugador, lo siguieron intentando para llevarse los tres puntos sin mucho acierto. Se pudo comprobar cuando el equipo local se quedó con un jugador menos y los charros no fueron capaces de sacar ventaja de esta situación. No obstante, los confiteros tuvieron la victoria en sus manos a falta de cinco segundos para la conclusión del partido, ya que disfrutaron de una ocasión clarísima y mandaron el balón fuera. En definitiva, un empate que sabe a poco por el esfuerzo y el juego realizado por los salmantinos dando una gran imagen en Valladolid.