Empate con sabor amargo en el San Casto

Empate que deja un sabor amargo en el San Casto

El Santa Marta vio como se le marchaban dos puntos de los tres que tuvo en la mano ante un buen La Virgen. Después del 2-0 el conjunto leonés logró el empate en el minuto 90. 

Esta vez el último minuto le jugó una mala pasada al Santa Marta que vio como La Virgen recortaba distancias en el último minuto del primer tiempo después del 2-0 con el que se adelantó el Santa Marta y, después, en el segundo tiempo vio como llegaba el segundo del conjunto visitante ya en el 90. Un empate con sabor amargo porque los tres puntos estuvieron cerca de quedarse en casa con el espaldarazo en la clasificación que eso hubiera supuesto. 

 

En el primer tiempo, que se jugó de poder a poder, el Santa Marta fue mucho más efectivo y pisó mucho más el área que su rival. De hecho sumó dos goles y rondó al menos un tercero. 

 

El primero lo marcó Jorge tras una gran acción de Quirós que ganó el área y aguantó hasta la llegada desde atrás de su compañero que no perdonó. Poco después fue Asensio el que pudo poner el 2-0 tras cabecear dentro del área y ver como el portero le sacaba el balón en una gran intervención. 

 

La Virgen, con trazas de buen equipo, intentaba llegar al área con el balón jugado aun cuando se quedó con un jugador menos y en una de las acciones en las que rondaba el marco de Rubén, robaron los locales que salieron en contra. Quirós para Palomi y Palomi, ya en el área, buscó a Ramajo que entraba sin marca y no perdonó. 

 

Un espaldarazo que, sin embargo, no le sentó bien al Santa Marta porque se relajó en exceso ante la cercanía del descanso y su rival en una acción afortunada empató. Una falta botada desde cinco metros por delante de la medular que nadie tocó, Rubén no despejó y acabó en gol. 

 

Pese a estar en inferioridad, La Virgen se creyó que podía empatar y poco a poco en el segundo tiempo el Santa Marta se encerró cerca de su área. Más todavía cuando también se quedó con diez por expulsión de Juampa

 

Y el empate llegó en el 90 con gol de Marcos que puso las tablas al final.