Emotivo homenaje en San Esteban al joven ahogado en una playa de Cullera

Decenas de vecinos de San Esteban de la Sierra rindieron ayer un emotivo homenaje a Manuel Poveda Espinel, el joven salmantino de 19 años cuyo cadáver fue hallado el pasado día 6 en la playa de El Racó, ubicada en la localidad valenciana de Cullera. Aunque era natural de Santa Marta de Tormes, Manuel había pasado gran parte de su vida en el municipio serrano, al que solía acudir con frecuencia.
N&T

Por este motivo, sus familiares y amigos le rindieron un homenaje al cual asistieron numerosas personas, que quisieron así arropar a los seres queridos del joven y recordar su figura.

Uno de los momentos más emotivos del acto se produjo durante las lecturas que realizaron el hermano del fallecido y una amiga de la familia. A ellos se les unieron varios vecinos que también quisieron decir unas palabras acerca del carácter de Manuel y sus vivencias en el municipio serrano.

A lo largo del homenaje también se leyeron cartas, poemas y una letra de una canción El elegido.

Al finalizar el tributo se desplazaron a repartir las cenizas del fallecido a El Castañar, un monte típico al que Manuel y sus amigos acudían habitualmente.

Asimismo, los vecinos plantaron un árbol llamado almez, conocido vulgarmente por el municipio como ojaranzo, ya que era la especie preferida del joven salmantino.

Manuel residía junto a su familia en Santa Marta, aunque llevaba un tiempo trasladándose junto con varios compañeros a Cullera para trabajar en el sector de la hostelería. Durante el pasado verano estuvieron trabajando en el municipio valenciano y también en la celebración de las pasadas Fallas.