El 'WiFi' gratuito no lo es tanto, ¿qué cedes a cambio de conectarte unos minutos en una cafetería?

WiFi

¿Te has preguntado que estás cediendo a cambio de conectarte unos minutos en un aeropuerto o una cafetería?

Prácticamente nada en este mundo es gratis. Por supuesto, no lo son ni la conexión a Internet, ni un servicio online. ¿Facebook es gratuito? Bueno, sí para tu bolsillo, pero no para tu intimidad, puesto que tus datos son la moneda de cambio. Las conexiones a Internet vía WiFi supuestamente gratuitas, también "cobran" a cambio de datos. ¿Te has preguntado que estás cediendo a cambio de conectarte unos minutos en un aeropuerto o una cafetería?

 

Cuando un proveedor de servicios ofrece WiFi sin coste, es probable que involuntariamente se compartan con terceros los datos privados de los usuarios que quieran acceder, como las credenciales de la cuenta en la red social, según Kaspersky Lab. 

 

Uno de los ejemplos más recientes es el de Smart WiFi, una compañía rusa con sede en San Petersburgo y proveedora de WiFi en cafeterías. Algunos usuarios, conscientes del riego de conectarse a algunas redes gratuitas han grabado varios vídeos sobre qué sucede cuando cliente accede en la red de Smart WiFi y lo han publicado en YouTube.

 

Para la conexión a una red de Smart WiFi, el usuario debe autorizar el acceso a través de su cuenta en una red social. En este caso particular, la cuenta sería a través de VKontakte, la red social más popular en Rusia.

 

El problema es que el registro de la contraseña no se realiza en la página web de vk.com, sino en la página de Smart WiFi, a través de una conexión no cifrada, una de las formas más inseguras de acceder a cualquier página web. Cuando los usuarios acceden a través de su perfil de VK, facilita la contraseña a Smart WiFi y, en consecuencia, "a cualquier cibercriminal que se encuentre cerca", advierte esta compañía de seguridad.

 

Por lo que a Smart WiFi respecta, las credenciales se utilizan en primer lugar para publicar un anuncio en la página de vk.com del usuario y en segundo lugar, para instalar una aplicación en su perfil de vk.com con un gran número de permisos, incluyendo acceso a una amplia variedad de datos personales y el derecho a publicar actualizaciones en nombre del usuario.

 

Mientras que en el primer caso el usuario es consciente de que el anuncio se ha publicado en su muro, en la segunda acción, la instalación de la aplicación se realiza sin ninguna notificación. Para descubrir esta aplicación, el usuario debería revisar su listado de aplicaciones en Vkontakte, y que esto suceda "es bastante improbable", según Kaspersky Lab.

 

Las páginas web que imitan páginas de acceso a redes sociales o banca 'online' son muy comunes en las estafas de 'phishing'. El objetivo de estas páginas es hacerse pasar por páginas legítimas para hacer que los usuarios accedan con sus credenciales, que más tarde serán utilizadas por cibercriminales - por ejemplo, para permitir acceso no solicitado a datos privados. "Pero cuando esta práctica cuestionable la realiza un proveedor de servicios, con una estrategia diseñada, seguramente sin ninguna mala intención, facilita que a los usuarios les puedan robar sus datos privados", denuncia la compañía.

 

De manera similar a los casos tradicionales de 'phishing', es necesario tener en cuenta dos conceptos: precaución y vigilancia. Kaspersky Lab (cuya última versión de la solución 'Internet Security' detecta redes WiFi peligrosas y advierte a los usuarios para que no se conecten) advierte que es necesario prestar atención a la URL de la página web y nunca usar las credenciales si la URL es diferente a la dirección web esperada.

 

También es importante destacar que todas las páginas web de las redes sociales y los servicios bancarios online utilizan el protocolo HTTPS más seguro, que cifra la comunicación, además, no se debe introducir contraseñas en páginas que no tengan el símbolo de protección (un candado cerrado) en la cabecera.