El verano será más caluroso de lo normal en casi toda España y lloverá muy poco

El verano llega este martes a las 0:34 horas

El verano de 2016 registrará temperaturas superiores a las normales, excepto en el noroeste peninsular, mientras que las precipitaciones serán inferiores a lo habitual en todo el país para esta época del año. 

La portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Ana Casals ha especificado que este verano será "cálido y seco, con temperaturas más altas de lo normal", aunque ha precisado que aún es pronto para saber si se producirán olas de calor con la misma intensidad y duración que las del año pasado. En cualquier caso, ha indicado que, en el caso del cuadrante noroccidental no se aprecian diferencias significativas de temperatura respecto al periodo de referencia 1981-2010. Además, ha añadido que habrá una mayor probabilidad de que las precipitaciones sean inferiores a los valores normales en todo al país con respecto al citado periodo de referencia.

Por otro lado, en el caso de la primavera (periodo comprendido del 1 de marzo al 31 de mayo de 2016), la portavoz ha afirmado que ha sido de "carácter frío", con una temperatura media de 13,1 grados, 0,5 grados por debajo de lo habitual para la estación (según el periodo de referencia 1981-2010). Casals ha añadido que se trata de "la vigésimo tercera primavera mas fría desde 1965 y la tercera más fría desde el comienzo del siglo XXI, por detrás de la de los años 2004 y 2013".

PRIMAVERA FRÍA

De este modo, durante esta estación, las temperaturas medias estacionales han sido inferiores a los valores normales en la mayor parte de España, con anomalías comprendidas entre 1 y 2 grados negativos en amplias zonas de la mitad sur de Castilla y León, Extremadura, Madrid, Castilla-La Mancha y norte de Andalucía; mientras que se superaron valores negativos de 2 grados en algunos puntos de Extremadura.

En el resto de España, ha detallado que las anomalías se situaron entre 0 y 1 grado negativos excepto en algunas zonas de Cataluña, Valencia, Murcia y sureste de Andalucía, en las que se observaron anomalías positivas inferiores a 1 grado.

Por meses, el de marzo fue "muy frío" --el segundo más gélido de lo que va de siglo XXI-- mientras que en abril, la temperatura media coincidió con el valor normal y en mayo fue 0,2 grados inferior a dicho valor. En cualquier caso, Casals ha señalado que las temperaturas más elevadas de la primavera se alcanzaron durante la segunda quincena de mayo, cuando se alcanzaron 34,5 grados en Murcia (22 de mayo), 33,7 grados en Córdoba Aeropuerto (20 de mayo) y 31,1 grados en Fuerteventura Aeropuerto (12 de mayo).

Por el contrario, los valores más bajos del trimestre fueron los -7,5 grados del Puerto de Navacerrada (1 de abril) y los -6,8 grados de Molina de Aragón (13 de marzo). En capitales de provincia, las temperaturas más bajas se registraron en Soria (-5,4 grados, el 15 de marzo) y Burgos (-5,0 grados, el 14 de marzo). También se registraron heladas durante los meses de marzo y abril, así como en los primeros días del mes de mayo.

PRIMAVERA MUY HÚMEDA

En cuanto a las precipitaciones, ha indicado que la primavera en su conjunto ha sido muy húmeda, con una precipitación media sobre España de 232 mm, un 34% por encima del valor medio del trimestre, según el periodo de referencia 1981-2010. Tanto en el mes de marzo como el de abril y mayo, las precipitaciones han estado por encima de la media, siendo abril el más húmedo, con un 43% mas de lluvia sobre el valor normal. El valor máximo diario se registró en A Coruña, con un registro de 62 mm el 29 de marzo, seguido de 56 mm el 7 de mayo en Rota/Base naval.

En este sentido, Roser Botey, jefa del área de climatología de AEMET, ha señalado que se han recuperado "en mucho los valores de diciembre" pues el presente año hidrológico comenzó con un déficit de precipitaciones que llegó a su máximo a finales del último mes de 2015, cuando se situó en torno a un 40% por debajo del valor normal.