El vencedor: "Iba controlando y cuando vi que aguantaba con los mejores sube la moral"

Alberto Sánchez Pinilla, con el dorsal 126, en plena carrera junto al resto de favoritos

Sánchez Pinilla buscaba en Salamanca una prueba dura para probarse y la encontró. El vencedor absoluto reconoce que se dedicó a controlar a sus rivales hasta dar el hachazo final. Antes atacó Estela Navascúes, que se vio pronto con opciones. 

Alberto Sánchez Pinilla comentaba al finalizar la carrera que no esperaba la victoria “porque era la primera vez que venía y no conocía el recorrido. Sí me habían dicho que era duro y estaba preparado. He venido porque me habían hablado bien de la carrera y en Ávila no tenemos una San Silvestre de este nivel”, aseguró. Ese desconocimiento del recorrido le hizo ir a la contra, controlando a sus rivales. “Como no sabía lo que me iba a encontrar iba controlando un poco, después cuando he visto que seguía ahí estando con atletas de la talla de los que iban adelante, es cierto que te sube la moral y te das cuenta de que estás ahí porque vas bien y entonces ya he visto que podía disputar la victoria”

 

También primera victoria para la ganadora en la prueba femenina, Navacúes, que sabía que venía en disposición de llevarse la victoria. “Sí sabía que estaba bien y que son 10.000 metros que es mi prueba. La carrera ha sido bastante dura porque los repechos hacen que se ponga difícil pero la gente nos ayuda a seguir adelante porque había un gran ambiente”. Vio desde pronto que podía llevarse la victoria. “Iba controlando un poco a las que podía pensar que son mis rivales y a partir del kilómetros dos me he visto bien y he tirado”, comentó la ganadora en féminas.