El Valencia pasa a cuartos de final en un duelo vertiginoso

 
El Valencia se metió en los cuartos de final de la Liga Europa en un partido de vértigo ante el Werder Bremen que se saldó con un empate a cuatro y en el que los dos equipos tuvieron incluso más posibilidades de gol. El tanto decisivo lo marcó David Villa, en un contragolpe en el minuto 66. Era el cuarto del Valencia y el tercero en su cuenta personal en una noche difícil de olvidar. La clave del partido estuvo en buena parte en la efectividad del Valencia a la hora de rematar a puerta durante el primer tiempo y, por otro lado, en un desastroso comportamiento defensivo del Bremen, cuyos defensas le reglaron constantemente la espalda a los delanteros contrarios. El partido tuvo un comienzo vertiginoso y esperanzador para el Valencia, que en el minuto 3 ya iba ganando por 1-0, con un gol de David Villa tras un pase de David Silva, que firmó también un gran partido. Mata marcó el otro tanto del conjunto de Unai Emery.