El Valencia necesita marcar para clasificarse ante el irregular Schalke de Raúl

EMPATE EN LA IDA. Los ches tienen que contrarrestar el 1-1 de Mestalla. MEJOR EN EUROPA. Los alemanes dan lo mejor de sí en la ‘Champions’
EFE
El Valencia afronta en Alemania la vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones con el objetivo de remontar el empate a uno de la ida en Mestalla ante un irregular Schalke, que ha dado sus mejores prestaciones en este torneo y en la Copa, pero que flojea en la Bundesliga.

Si el conjunto del exmadridista Raúl González ha destacado en la competición continental por su fortaleza como local, el Valencia lo ha hecho como visitante ya que no conoce la derrota. Ante esta tesitura, el Valencia afronta con optimismo el partido en Gelsenkirchen, aunque sabedor de la dificultad que implica acceder al selecto grupo de los ochos mejores equipos de Europa.

Para este encuentro, el técnico Unai Emery ha convocado a toda la plantilla, con la excepción de los castigados Miguel y Domínguez.

El entrenador valencianista cuenta por primera vez en muchos meses con todos sus efectivos disponibles, a excepción de Stankevicius, quien no puede jugar la Liga de Campeones con el Valencia, tras haber jugado la fase previa con la Sampdoria.

Dada la variedad táctica empleada por Emery en lo últimos encuentros y las pocas pistas mostradas en los entrenamientos previos, es una incógnita el dibujo táctico que empleará el Valencia en Alemania, aunque parece probable que Soldado –máximo goleador del equipo en esta competición con seis goles– vuelva al once inicial.

El Schalke, de los españoles Raúl González, Jurado y Sergio Escudero, llega al partido con sentimientos encontrados en medio de una campaña llena de altibajos en la que los dirigidos por Félix Magath han mostrado caras muy distintas.