El Valencia gana el derbi sin convencer a Mestalla y el Villarreal supera al Sevilla

Nuno, silbado por su afición

El Valencia se llevó (3-0) el derbi ante un Levante que dejó buenas sensaciones en el debut de Rubi y continúa sin convencer a un público de Mestalla que pide con más fuerza la destitución de Nuno Espirito Santo, mientras el Villarreal se reencuentró con la victoria (2-1) con un partido muy serio ante un débil Sevilla que solo inquietó al final del partido.

En el derbi valenciano, los de Nuno, que llegaban con mucha presión tras las dudas que dejaron en el Vicente Calderón, no mejoraron la imagen ofrecida hasta el momento esta temporada y solo un gol desde el punto de penalti desequilibró a su favor un partido en el que el Levante del debutante Rubi plantó cara durante una gran parte del encuentro.

El partido ofreció pocas ocasiones y aunque el Valencia pudo ponerse hasta en dos ocasiones por delante en el primer tiempo, si el colegiado no llega a anular los tantos de Feghouli y André Gomes por fuera de juego, fue el Levante el que dio mejor imagen ante un público, el de Mestalla, que sacó una pancarta y realizó cánticos pidiendo la dimisión de Nuno.

La imagen de los 'che' fue muy pobre y el resultado no hizo justicia para cómo fue el devenir del partido. El gol de Paco Alcácer tras el penalti del guardameta granota, además del tanto de Feghouli, que le robó el doblete al ariete valencianista, y el de Bakkali a falta de diez minutos maquillaron la situación y dejan al Valencia en puestos de Europa League. El Levante, por otro lado, queda condenado una semana más al farolillo rojo de la clasificación.

Por su parte en el partido de El Madrigal, el Villarreal fue el único protagonista y con la posesión de balón anuló a un Sevilla que sin Ever Banega en la sala de máquinas no encontró el rumbo adecuado en ataque. El gol de Mario Gaspar a la salida de un córner tras aprovechar un barullo en el área, puso por delante al 'submarino amarillo' a los 25 minutos de juego y puso muy de cara el partido para los de Marcelino.

El Sevilla solo fue capaz de ponerle emoción al encuentro a falta de 15 minutos para el final, cuando Llorente conseguía acortar distancias tras el gol de Bakambú. Con la victoria, el Villarreal termina con una racha negativa de dos derrotas y un empate en los últimos tres partidos ligueros; y el Sevilla vuelve a alejarse de posiciones europeas.