El vacuno de vida se dispara en la Lonja

La mesa acordó una subida de 0,06 euros para machos y para hembras
El vacuno de vida cobra fuerza y su situación tiende al alza, con un aliciente aún más llamativo que se centró en el acuerdo de ambas partes para cotizar los precios de machos y hembras al alza. De este modo, los productores solicitaron una subida de 0,06 euros para ambas categorías con argumentos que se centraban en las operaciones que se habían realizado en tanto en la jornada del mercado como en el propio campo durante toda la semana.

Así, Salustiano Rodríguez señaló que no le gustan "los vaivenes tan pronunciados pero los precios han sido muy altos y si quisiéramos reflejar lo que ha ocurriro había que subir los precios entre 40 y 50 pesetas, pero hay que ser moderados". Ante esta afirmación, Ramón Bullón, tratante, señaló que le extrañaba que si las cosas estaban tan bien "solo hubieran pedido seis cétimos de subida". No obstante, en la ronda de cotizaciones, los ganaderos demandaron de media 0,06 euros y los compradores 0,03, hecho que indica el buen nivel del mercado.

Un mercado que solo contó con la presencia de medio millar de animales (503) debido a las fechas actuales que atraviesa el sector y como no, a los carnavales de Ciudad Rodrigo que han mermado de manera ostensible la presencia de cabezas en el recinto.

La carne sigue estable
Por su parte, la mesa de vacuno de carne continúa con una estabilidad que permanece gracias a la exportación y a la llegada del barco con destino a zonas como Líbano o Turquía, que levbanta un mercado interior que ha decaído y cuyas ventas dejan bastante que desear pese a que la oferta no sea excesiva, ni mucho menos. Así, todas las categorías repitieron el precio de la semana pasada salvo las vacas que cotizaron al alza 0,03 euros.

El ovino, de nuevo con polémica
Por otro lado, la mesa de ovino, después de una semana de tranquilidad, volvió a la polémica en la fijación del valor de los lechazos, con una bajada de entre 0,20 y 0,30 euros para las cuatro categorías que hay en el papel.

Las partes no se pusieron de acuerdo en la cotización y un comprador, Francisco Rubio, señaló que debían disminuir los 0,50 euros que han bajado las cooperativas, a lo que Lucas Rivas, ganadero, le respondió que haber si hacía lo mismo cuando las cooperativas subieran, hecho que no hace nunca desde que está en la mesa.

Al final, y con la oposición de los ganaderos, el presidente de la mesa decidió una bajada de 0,30 euros para las tres primeras categorías (IGP incluida) y un descenso de 0,20 euros para los lechazos de 13 a 15 kilos, lo que encendió al sector productor al considerar esa bajada "injusta" porque era el producto que mejor se vendía. Los compradores tampoco consideraron justa esta bajada pero ni siquiera se lo expusieron al presidente porque antes está el interés que la realidad del sector, eso sí, solo para ellos.