El vacuno de carne ‘echa el freno’ e inicia un cambio pero sigue en niveles de récord

La caía del consumo y la tardanza del ‘famoso’ barco llevan al sector a un descenso de los precios después de muchos meses

El sector del vacuno de carne era de casi el único que soportaba la crisis a base de precios muy elevados, situación que se ha prolongado durante mucho tiempo pero que ya ha explotado, o al menos, eso es lo que indicó la mesa de vacuno de la Lonja Provincial.

Si se trata de algo circunstancial o se alargará más en el tiempo, lo decidirán el transcurso de las semanas.

No en vano, y pese al descenso en el precio, el vacuno de carne continúa en niveles históricos y en la actualidad, está en el valor más alto desde 2008, con una gran diferencia debido a la escasez de animales y a la llegada de los barcos con destino a Líbano o Turquía.

Por categorías, en el año 2008 el macho menos de año de categoría Especial cotizaba a 3,62 euros por kilo, mientras que en la actualidad lo hace a 4,13 euros por kilogramo. Otro ejemplo es la ternera mayor de año de menos de 230 kilogramos, cuyo valor en el año 2008, en estas mismas fechas, era de 3,82 euros, y en la actualidad es de 4,06 euros por kilo.

Lo mismo ocurre con los añojos de más de 350 kilogramos, cuyo valor en 2008 era de 3,39 euros por kilo en la última Lonja, y pese a la bajada de 0,06 euros, lo hace a 4,02 euros por kilogramo.

No obstante, el precio del pienso, que está por las nubes como consecuencia del valor del cereal, la caída del consumo y la tardanza del barco proveniente de países como Turquía o Líbano, hacen que el vacuno de carne haya perdido un poco de peso pese a su buena situación.

Llama la atención que las hembras no bajaban su cotización desde el mes de julio de 2011 y los machos más de lo mismo desde noviembre del pasado año, con tendencias alcistas o repeticiones del precio derivadas de la exportación y de la llegada del barco. Un barco que ya se ha cansado de pagar precios tan elevados y que esperará a que el valor de la carne se estabilice más a la baja.