El único autobús en Albacete será...

NO VALE EL EMPATE. La plantilla no se muestra partidaria de defender el 0-0. Quiere ganar
T. S. H.

La UDS apuesta por estrenar autobús –al menos su imagen–, cuando se afronta el tramo final de campeonato y con él viajará a Albacete pero, hablando en un sentido figurado, en su mente no está el aparcarlo sobre el mismo césped del Carlos Belmonte. Y es que el que piense que el empate frente al Albacete se da como un buen resultado a priori, se equivoca. Al menos así lo piensan los jugadores de la Unión que no se muestran favorables a un planteamiento ultradefensivo para sacar algo positivo frente a un rival directo como el Alba. Evidentemente todo lo que sea sumar en el campo manchego es positivo pero la diferencia entre ganar a un rival directo o quedarse con un punto es evidente. Con los tres se dejaría atrás la zona de descenso y, sobre todo, se evitaría que el Albacete abra brecha. Con uno, la situación en la que quedaría la Unión sería muy similar a la que tiene ahora, con el Albacete situado por delante con un punto a su favor. Eso sí, con cualquier igualada al final del encuentro y pensando en la paridad que puede haber en la clasificación cuando finalice la Liga, el equipo salmantino tendría el golaverage a su favor porque en el estadio Helmántico el resultado fue de 3-2 a su favor. Éste es el mínimo que se plantea la plantilla blanquinegra puesto que con otros equipos que están inmersos en esa lucha por evitar el descenso –Murcia o Las Palmas–, esa diferencia de goles está perdida.

Hablar de un empate frente al conjunto que dirige David Vidal no es descabellado. De hecho, junto al Huesca, es el equipo que más empates ha sumado esta temporada –15–, y ése ha sido el resultado que han conseguido en sus últimos cuatro encuentros –Numancia (1-1), Huesca (0-0), Real Sociedad (0-0) y Nástic de Tarragona (1-1)–.

El estadio manchego, de buen recuerdo para la Unión porque allí logró ascender a Primera, no ha sido históricamente favorable al equipo salmantino. De hecho tan sólo en dos ocasiones ha conseguido vencer allí como equipo de Segunda División –temporada 1996-97 y 2001-02–. En otras once ocasiones en que ha jugado en el Carlos Belmonte –una en Segunda B y otra en Primera División–, cosechó once empates y sumó un total de cinco derrotas.