El último 'puyazo' de Rossi a Márquez: "Por fortuna no está en mi equipo"

Valentino Rossi y Jorge Lorenzo, en la presentación del equipo Yamaha para la nueva temporada. Foto: EP

El campeón italiano Valentino Rossi dice haber dejado atrás lo ocurrido al final del campeonato y considera a Lorenzo y Márquez sus principales rivales, por ese orden: "Lorenzo es mi compañero y mi primer rival. Hay una buena atmósfera. Por fortuna Márquez no está en mi equipo".

El piloto italiano de MotoGP Valentino Rossi (Movistar Yamaha) ha asegurado este lunes en la presentación oficial del equipo que está "más motivado" que nunca después de lo sucedido al final del pasado Mundial, con sus rifirrafes con Marc Márquez y su compañero de equipo y finalmente ganador Jorge Lorenzo, a quienes acusó de haberse compinchado para favorecer al balear, algo que tiene ya olvidado. 

 

"Fue difícil aceptar el final del pasado Mundial, pero lo primero fue decir 'basta' y rápido pensé en seguir porque puedo ser todavía rápido, y porque tengo contrato. Estaré más motivado por hacerlo bien, por suerte empieza otro Mundial", manifestó el italiano en rueda de prensa tras la presentación del Movistar Yamaha.

 

Olvidado ese suceso, su incidente con Marc Márquez, se centra en volver a ser rápido y en batir tanto a Lorenzo, su "primer rival", como al de Cervera, a quien no obstante le dedicó unas palabras que precisamente no invitan a enterrar el 'hacha de guerra'. "Será difícil batir a Márquez porque será muy rápido y estará también motivado, pero no creo que cambie tanto", apuntó sobre la actitud del catalán y la relación que augura entre ambos.

 

"Para mí los más difíciles de batir siempre son Márquez, Lorenzo y Pedrosa. Pero las Suzuki y otros equipos más pequeños pueden acercarse a nosotros cuatro. Pero Lorenzo es mi compañero y mi primer rival, estamos en el mismo equipo trabajando para Yamaha y tenemos que ser profesionales al máximo. Hay una buena atmósfera en el equipo. Por fortuna Márquez no está en mi equipo", relativizó al respecto entre risas.

 

 

"LA DESILUSIÓN HA QUEDADO ATRÁS"

 

Y es que Rossi reiteró que el final del año pasado fue "bastante difícil" para él, al ver cómo Lorenzo le remontaba en las últimas carreras y le arrebataba, por únicamente 5 puntos, el que iba a ser su décimo campeonato mundial. "Fue como fue. Disfruté mucho, luché por el título toda la temporada así que no puedo estar enfadado, ya es pasado. Ahora empezamos la nueva temporada desde el principio, intentaré estar al mismo nivel", manifestó.

 

"La desilusión fue grande pero esa sensación ya se ha marchado, ha quedado atrás. Valencia fue el momento más difícil para mí, me sentí decepcionado, pero empecé a pensar en el futuro. Nuestro objetivo era no empezar el último en Valencia, era lo importante para mí. Una vez la decisión no podía llegar a tiempo, no tenía interés en continuar con ese recurso en el TAS", comentó en referencia a la retirada de su apelación ante el TAS por la sanción que le obligó a salir último en el Gran Premio de la Comunitat Valenciana.

 

Con mentalidad nueva, espera poder adaptarse bien a los cambios en la electrónica, software y neumáticos de la moto, pues ahora será Michelin al proveedor de gomas. "No sé si serán mejor o peor para mí todos estos cambios, es difícil de decir. Tenemos que observar cómo irá el 'test' de Sepang y tenemos que esperar", apuntó. "Es normal tratar de adaptar el nuevo sistema a la moto, pero estamos más preocupados por el neumático, sí. Será importante entender cómo la nueva goma interactúa con las diferentes motos. Este año será muy diferente", recalcó.