El último gran tapón en Pamplona, en el año 1977

El tapón más reciente registrado en el encierro, que fue menos peligroso y dramático que el de este sábado, fue el 13 de julio de 2008.

El último tapón humano registrado a la entrada a la Plaza de Toros en un encierro de San Fermín se vivió el 9 de julio de 1977 y como consecuencia del mismo falleció un corredor por asfixia y resultaron heridas un total de 35 personas.

  

La aglomeración de corredores en el Callejón que accede al coso pamplonés se ha registrado en una veintena de ocasiones en la historia de los encierros, si bien desde hace 36 años no se vivían los momentos de angustia y terror que se han originado en la carrera de este sábado, protagonizada por la ganadería gaditana Fuente Ymbro.

  

Antes de la que manada llegara al Callejón se ha ido formado un tapón de numerosos corredores justo en el acceso a la Plaza de toros, que ha impedido la entrada de los astados al coso. Se han vivido momentos de angustia y desconcierto. Los cabestros y los toros han sido finalmente desviados por el callejón de la Plaza.

  

Los momentos que se han vivido a causa del tapón han sido muy angustiosos y se han podido ver imágenes de personas desvanecidas a causa de la aglomeración. Un total de 21 personas han sido trasladadas hasta el momento a los hospitales, de ellos, el más grave, un joven de 19 años de Vitoria, que sufre traumatismo torácico con síndrome de asfixia.

  

El primer tapón del siglo XX del que existe constancia es el que se registró en el encierro del 7 de julio de 1922, día en el que se estrenó la nueva Plaza de Toros. Se formó un montón en el Callejón y los toros, azuzados por los pastores, subieron por encima del tumulto y entraron en la plaza. El incidente se saldó con un centenar de heridos.

  

También el 7 de julio de 1943 se registró un tapón en el acceso a la Plaza de Toros. Los toros se pararon y tardaron tres minutos en pasar por encima de los mozos amontonados. Los corredores salieron hacia atrás y se formó otro montón a la entrada del Callejón, lo que provocó que los astados quedaran encerrados entre los dos.

  

Además, se formaron tapones en el Callejón en los encierros del 7 de julio de 1957; del 8 de julio de 1970; del 7 de julio de 1972, cuando debido al montón que cortaba el paso en el Callejón los astados se dieron la vuelta, y el 13 de julio de este mismo año, que se saldó con 18 heridos leves.

  

Ya en 1975, también se registró un montón de corredores en la Plaza de Toros en la carrera del 9 de julio. Al formarse el tapón, los cabestros saltaron por encima de la barrera, pero los toros se dieron la vuelta y salieron a la calle. Al volver al Callejón, se abrieron paso a cornadas y dejaron un fallecido y 16 heridos graves.

  

También en 1977 una persona falleció en el Callejón, por asfixia, y 35 personas resultaron heridas como consecuencia de un nuevo montón.

  

El tapón más reciente registrado en el encierro, que fue menos peligroso y dramático que el de este sábado, fue el 13 de julio de 2008 en la bajada de Telefónica. No hubo heridos por asta de toro, pero sí muchos contusionados.