El último golpe al narcotráfico se salda con 900 gramos de hachís

Incautación. La Guardia Civil de Salamanca requisa la droga en un control. Glorieta de Aldeatejada. El detenido escondía nueve tabletas en el interior del forro de los asientos traseros de su vehículo
Á.P.

La Guardia de Salamanca detiene a un hombre de 43 años por un supuesto delito contra la salud pública. En el momento de la incautación, que se produjo en la glorieta de Aldeatejada, se le intervinieron en el interior del vehículo varias tabletas de hachís con un peso de 900 gramos. De esta forma, los agentes dan un nuevo golpe a las drogas, tras las últimas detenciones registradas en este mes.

Los hechos sucedieron sobre las 10.30 horas de ayer, momento en el que se procedió a la identificación del conductor de un turismo, J. M. V. G., de 43 años de edad, en la glorieta de la SA-20 con la CK-512 (término municipal de Aldeatejada). Se trataba de un hombre que procedía de San Sebastián. Seguidamente, el perro detector de drogas de la Comandancia de la Guardia Civil y su Guía realizaron la inspección del interior del vehículo, donde rápidamente el perro marcó de forma inequívoca los asientos traseros, por lo cual se procede a desmontar el respaldo, donde se hallan escondidas nueve pastillas de una sustancia que resultó ser hachís, arrojando un peso aproximado de 900 gramos. Por ello se procedió a la detención del conductor del turismo, por un delito contra la salud pública-tráfico.

Salamanca y su provincia han registrado a lo largo de este mes de marzo múltiples detenciones por tráfico de estupefacientes, y concretamente por tráfico de hachís. El trabajo de la Guardia Civil así como de la Policía Nacional y Local han hecho posible reducir la presencia de drogas en el entorno salmantino. Así, la Guardia Civil detuvo el día uno de este mes a otros dos hombres cuando transportaban en un vehículo 99 bellotas de esta droga.