El turismo rural de Castilla y León alcanza las 153.216 pernoctaciones en julio

La comunidad recupera el primer puesto en número de pernoctaciones en el mes de julio con tasas de ocupación inferiores a la media

Un total de 62.610 viajeros pasó por los alojamientos de turismo rural existentes en Castilla y León a lo largo del mes de julio de 2012, un 7,46 por ciento menos que en el mismo mes del año anterior cuando se registraron 67.664 viajeros, según la Encuesta de Ocupación en Alojamientos Turísticos emitida por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y recogida por Europa Press.

Además, en Castilla y León las pernoctaciones en alojamientos rurales en el mes de julio alcanzaron las 153.216, de las que 137.790 fueron de residentes españoles mientras que las 15.426 restantes procedieron de residentes en el extranjero. Esto supone un descenso del 9,20 por ciento de las pernoctaciones respecto al mismo mes del año anterior (168.754).

Estas cifras mantienen a Castilla y León como la primera región en número de pernoctaciones en el mes de julio, seguida por Cataluña (129.023), Baleares (117.945) y Asturias (103.008), entre otras. Según la misma Encuesta de Ocupación en Alojamientos Turísticos, la estancia media en los establecimientos rurales de Castilla y León a lo largo del mes de julio fue de 2,45 días, por debajo de la media nacional (3,34días).

En total, el número de viajeros en el mes de julio de 2012 en Castilla y León alcanzó los 62.610 (298.892 en toda España), de los que 56.208 (237.265 en todo el país) eran residentes en España y 6.402 (61.627 en todo el país) en el extranjero.

Respecto al número de alojamientos abiertos en Castilla y León en julio ascendió a 3.372 (15.901 en España), con 30.173 plazas estimadas (148.932 en todo el país) y el personal empleado ascendió a 4.770 (22.798 en el país). De este modo, Castilla y León se convierte en la comunidad que más personas emplea en turismo rural, seguida de lejos por Cataluña (2.187), Andalucía (2.098) y Castilla-La Mancha (2.004).

Por su parte, el grado de ocupación en los establecimientos rurales de la Región fue del 16,33 por ciento por plazas (21,44 en el resto de España), 29,83 por ciento en cuanto a las plazas en fin de semana (30,73 por ciento como media nacional) mientras que por habitaciones la ocupación se situó en el 19,39 por ciento, frente al 24,85 del resto del país.

El grado de ocupación más elevado correspondió a Baleares, con un 69,52 por ciento de las plazas ocupadas en julio. Por fines de semana, la más ocupada fue también Baleares, con un 74,75 por ciento, seguida de País Vasco (47,41), Cataluña (45,74) y Madrid (40,17).

Cinco provincias entre las quince con más pernocataciones
Entre las quince provincias con un mayor número de pernoctaciones en establecimientos rurales durante el mes de julio se encuentran Ávila (33.068 pernoctaciones y tercer puesto en el ranking), León (21.371 pernoctaciones y octavo puesto), Segovia (18.520 pernoctaciones y décimo puesto), Burgos (18.274 pernoctaciones y undécimo puesto) y Soria (16.226 pernoctaciones y puesto número quince).

La estancia media en estas cinco provincias fue de 2,92; 2,53; 2,01; 1,95 y 2,78 días, respectivamente. En cuanto al número de viajeros, los establecimientos rurales de estas provincias recibieron la visita de 11.342, 8.463, 9.225, 9.374 y 5.827 personas, respectivamente.

En Ávila había abiertos en julio de 2012 un total de 751 establecimientos rurales con un número de plazas estimadas de 5.570 y 1.152 personas empleadas mientras que León contaba con 454 establecimientos de turismo rural abiertos con capacidad de 4.179 plazas y 717 puestos de trabajo creados.

Por su parte, en Segovia había abiertos en el mes de julio un total de 396 establecimientos rurales con un número de plazas estimadas de 3.685 y 553 personas empleadas y Burgos tenía 361 establecimientos con 3.741 plazas y 455 puestos de trabajo creados.

Además, en Soria había abiertos en julio 319 establecimientos rurales con 3.042 plazas estimadas y 401 empleos.

Por procedencia, Madrid fue la comunidad que aportó más viajeros a la comunidad castellanoleonesa en julio (49,45 por ciento), seguida de Castilla y León (14,42 por ciento), País Vasco (6,99 por ciento) y Asturias (4,46 por ciento).

Las viajeros españoles que más pernoctaron en los alojamientos de turismo rural de Castilla y León durante el mes de julio también fueron los madrileños (50,63 por ciento), seguidos de los propios castellanoleoneses (12,85), los vascos (8,45) y los andalucez (4,08).

El Índice de Precios de Alojamientos de Turismo Rural (125,48), por su parte, aumentó un 1,17 por ciento en julio, frente a un 0,02 por ciento más a nivel nacional.