El turismo da un nuevo empujón a la crisis y la cifra de visitantes crece un 6% en Salamanca

(Foto: Chema Díez)

La provincia es la tercera de la comunidad con más pernoctaciones (68.668) y estancia media (1,76 día), por encima de la media regional.

Salamanca se sigue apoyando en el turismo para superar la crisis económica, y lo ha hecho, además, en un mes inusual y que por tradición no es el que más turistas llama, como es el primero de cada año.

 

Pero en esta ocasión, y según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), 38.930 visitantes llegaron a algún punto de la provincia de Salamanca, cifra que representa un 6% más que en el mismo periodo del año anterior, siendo además, el mejor registro desde el inicio de la crisis en el año 2008.

 

El volumen de visitantes en la ciudad fue algo más bajo, pero aún así creció un 2,2%, siendo el turismo extranjero la principal fuente de ingresos en Salamanca.

 

En cuanto a la ocupación, los hoteles de Castilla y León computaron en el mes de enero de 2014 un total de 290.254 pernoctaciones (un 1,47 por ciento menos) con una estancia media de 1,62 días frente a los 3,25 de la media nacional, de las que 245.725 correspondieron a viajeros españoles y las 44.529 restantes fueron de viajeros extranjeros.

  

Según los datos de la Encuesta de Ocupación del INE, Castilla y León recibió en el citado mes 179.183 viajeros (un 4,22 por ciento más) de los que 153.603 eran residentes en España y 25.581 extranjeros.

  

El mayor grado de ocupación en enero de 2014 se produjo en Soria (1,84 días y 13.746 pernoctaciones), seguida de Palencia (1,80 días y 11.902 pernoctaciones), Salamanca (1,76 días y 68.668 pernoctaciones), Valladolid (1,63 días y 55.323 pernoctaciones), León (1,58 días y 43.673 pernoctaciones), Burgos y Zamora (1,54 días y 43.905 y 13.745 pernoctaciones en cada caso), Ávila (1,47 días y 18.523 pernoctaciones) y Segovia (1,45 días y 21.580 pernoctaciones).

  

En Castilla y León había 1.227 establecimientos de estas características abiertos en el pasado mes con un número de plazas estimado de 54.091 y una capacidad de empleo de 5.695 trabajadores. El grado de ocupación por plazas en enero fue del 17,26 por ciento (38,43 por ciento en España) mientras que el grado de ocupación de plazas por fin de semana se elevó al 23,07 por ciento (41,53 por ciento en España).

  

En concreto, Castilla y León ocupó el cuarto puesto por la cola en el grado de ocupación por plazas en enero y se aupó al puesto número sexto como destino preferido de los españoles, con el 5,5 por ciento de la distribución de las pernoctaciones.

  

El mayor número de establecimientos abiertos de este tipo correspondió a León (259 y 10.188 plazas), seguido de Salamanca (194 y 9.658 plazas), Burgos (175 y 8.046 plazas), Valladolid (128 y 7.910 plazas), Segovia (114 y 4.812 plazas), Soria (106 y 3.419 plazas), Ávila (97 y 4.667 plazas), Zamora (82 y 3.026 plazas) y Palencia (73 y 2.364 plazas).

 

PRECIOS HOTELEROS

  

Por otro lado, en Castilla y León los precios hoteleros bajaron un 2,2 por ciento en enero de 2014 respecto al mismo mes del año anterior, frente a un 0,0 por ciento para la media española. Así, el Índice de Precios Hoteleros (IPH) en Castilla y León se sitúa en un 86,0 mientras que en España este índice es del 89,3 por ciento.

  

Por su parte, la facturación media de los hoteles por cada habitación ocupada (ADR) en enero fue de 49,7 euros (69,4 euros en el resto del país), un 1,6 por ciento más que en enero de 2013 (2,1 por ciento más en España).

  

Mientras tanto, el ingreso por habitación disponible (RevPAR), que está condicionado por la ocupación registrada en los establecimientos hoteleros, alcanzó los 10,1 euros en Castilla y León (30,3 en España)  con una evolución interanual del 0,8 por ciento (9,9 por ciento más a nivel nacional).