El TS ratifica la sanción impuesta a la extinta UD Salamanca por no declarar el IRPF del año 1998

(Foto: Chema Díez)

La deuda asciende a más de 1,6 millones de euros pese a que se estimó parte del recurso de la UDS, reduciendo la deuda en el año 2008, en lo referente al "enriquecimiento sin causa de la hacienda pública".

Ver para creer... la Justicia ha dictado sentencia en contra de la extinta UD Salamanca, en la que le reclama, principalmente, el Impuesto de la Renta para las Personas Físicas (IRPF) correspondiente al año 1998, debido a la denuncia de varios jugadores.

 

Así lo indica una resolución del Tribunal Supremo (TS) que explica todo el proceso desde el año 1998 en el que ha habido numerosos recursos por parte de los servicios jurídicos de la UD Salamanca y es por eso que el proceso se ha dilatado tanto en el tiempo hasta el punto de reclamar una deuda a una entidad que ya no existe desde junio de 2013.

 

De este modo, y según la sentencia, ésta se refiere al IRPF del año 1998, a la retenciones e ingresos a cuenta sobre el rendimiento del trabajo, los pagos por la cesión de los derechos económicos derivados de los federativos y la presunción de los rendimientos de trabajo personal del jugador.

 

La base de la sentencia se centra en que "desestima la reclamación económico - administrativa formulada por la citada mercantil frente al Acuerdo de liquidación, de 25 de marzo de 2003, dictado por la Dependencia Regional de Inspección de la Delegación Especial de Castilla y León de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, en relación con el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), retenciones e ingresos a cuenta sobre rendimientos del trabajo, meses de junio, julio y diciembre del ejercicio 1998", indica la sentencia.

 

Desùés de varios recursos tanto de la UD Salamanca como de la Justicia a los diferentes organismos regionales y estatales, ésta se llevó al Tribunal Supremo, que es el que ha dictado esta setencia con una deuda inicial de más de 1,6 millones de euros que se redujo después de aceptar la justicia de manera parcial un recurso de la UD Salamanca, por lo que esta cantidad se redujo, aunque se desonoce en qué porcentaje.

 

El fallo de la sentencia es el siguiente:

 

"Que debemos estimar y estimamos el recurso de casación formulado por la ADMINISTRACIÓN GENERAL DEL ESTADO contra la Sentencia dictada el día 14 de abril de 2010 por la Sección Cuarta de la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional en el recurso del citado orden jurisdiccional núm. 41/2009, Sentencia que casamos y anulamos. Sin costas".

 

"Que debemos desestimar y desestimamos el recurso contencioso-administrativo interpuesto por la mercantil UNIÓN DEPORTIVA SALAMANCA, S.A.D. contra la Resolución del Tribunal Económico - Administrativo Central, de fecha 4 de diciembre de 2008, en los términos recogidos en los fundamentos jurídicos Tercero y Cuarto de la presente Resolución. Sin costas".

 

Por último, cabe destacar que en la sentencia se señala que a fecha 24 de marzo de 2014, en la vista de la Sala, "no ha comparecido en esta instancia la parte recurrida, la mercantil UD Salamanca". Y es que la entidad desapareció en junio del año 2013.

 

En esta misma resolución, se reconoce lo siguiente: "En los periodos objeto de comprobación, la entidad satisfizo a D. Luciano Iturrino Cenecorta una indemnización de 7.000.000 de pesetas en su condición de jugador/o técnico de la entidad, considerando  dicha indemnización como exenta en su totalidad, cuando, por tratarse de indemnizaciones a jugadores de fútbol o a técnicos […] consecuencia de una relación laboral de carácter especial, proced[ía] someter a tributación la misma en su totalidad por estar sujeta y no exenta al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas".

Documentos relacionados