El Tribunal Supremo desestima el recurso de la Junta para que el Archivo sea declarado BIC

Una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid incoaba a Cultura a que declarara BIC el Colegio de San Ambrosio y los documentos que contiene, lo que cerraría la puerta a la salida de más legajos.
El Partido Socialista de Salamanca ha hecho pública hoy una resolución del Tribunal Supremo en la que se anula la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid en la que se incoaba a la apertura del procedimiento administrativo para la declaración de Bien de Interés Cultural el Colegio de San Ambrosio, sede del Archivo General de la Guerra Civil Española, así como "los buenes muebles y, en particular, los fondos documentales procedentes de la Delegación del Estado para la recuperación de documentos de la Delegación de Asuntos Especiales y de su ulterior unificación en la Sección de Servicios Documentales de la Presidencia existentes en el momento de adscribirse al Ministerio de Cultura para configurarse como Sección del Archivo Histórico Nacional".

Según la sentencia del tribunal madrileño, se abría la puerta a la declaración de BIC de ese edificio, lo que supondría evitar la salida de nuevos documentos del Archivo. Sin embargo, según ha hecho público hoy el PSOE, el Tribunal Supremo ha decidido desestimar esa sentencia y dar la razón a la Administración General del Estado, cuya Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales del Ministerio de Cultura había rechazado la posibilidad de la protección de este edificio.

El Partido Socialista de Salamanca ha valorado positivamente esta sentencia y ha criticado "el gasto de dinero público de la Junta de Castilla y León en un procedimiento en el que ningún tribunal le ha dado la razón". Además, Fernando Pablos ha aprovechado para destacar que el Centro de la Memoria Histórica ya está en obras y ha reconocido el importante volumen de documentos que llegan a Salamanca para este centro. "Los documentos que han salido de Salamanca ocupan unos 500 metros lineales, mientras que los que llegan son 14 kilómetros lineales", asegura Pablos, quien se muestra satisfecho por que "el Archivo de Salamanca deje de ser un lugar de reconocimiento a los vencedores de la Guerra Civil para pasar a ser un lugar de estudio y reconciliación de esta época histórica".

Defensa de Caldera
Por su parte, el candidato socialista al Congreso, Jesús Caldera, ha defendido esta mañana su inocencia ante las informaciones publicadas por algunos medios de comunicación en las que se le acusa de "favorecer un 'pelotazo' en el edificio del Instituto Nacional de la Seguridad Social en León". Ante esta circunstancia, Caldera ha asegurado que es "un delito de injurias y calumnias". Según estas informaciones, la adjudicación del edificio de la actual sede del INSS en León se hizo de forma irregular, un procecimiento en el que intervino el entonces ministro bejarano.

Sin embargo, Caldera ha explicado que el concurso fue firmado por el director provincial de la Seguridad Social en León unas días antes de que fuera cesado como ministro y publicado en Boletín Oficial de la Provincia y resuelto cuando "yo ni siquiera estaba al frente del Ministerio". Además, ha anunciado que las mesas de contratación siempre están formadas por funcionarios y "no por políticos", por lo que ha pedido que "si hay dudas de que la Seguridad Social, que tiene plena autonomía para operar, ha hecho algo mal que acuda a los tribunales y si un juez dice que hay delito se castigue con tanta dureza como sea posible". No obstante, se mostró "seguro de que esa adjudicación se hizo conforme a la ley".