El traslado de la Fundación Sánchez Ruipérez "empobrece la vida cultural de Salamanca"

La cultura salmantina coincide en señalar que es "una gran pérdida".

"Sería una gran pérdida", asegura Enrique Cabero sobre el traslado de la sede del Centro Internacional del Libro Infantil y Juvenil a Madrid.

 

"La biblioteca Sánchez Ruipérez es uno de los grandes centros de cultura. Cuando presidí el Consorcio de Salamanca 2002 firmamos varios acuerdos con ellos que luego fueron un ejemplo para otras ciudades que lograron la capitalidad cultural".

 

"Confío en que se mantenga el nivel de calidad que han dado desde su origen o sería una gran pérdida para Salamanca", añade. "Si tuvieran algún problema, deberían tener todo el respaldo institucional posible porque es un ejemplo en Europa", finaliza el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Salamanca y secretario autonómico de Educación del PSOE de Castilla y León.

 

Por otro lado, el ilustrador y escritor de libros infantiles y doctor en Comunicación de la UPSA, Tomás Hijo, apunta: "Es un desastre absoluto. Yo he colaborado con ellos en muchas ocasiones, pero sobre todo me formé como lector entre esas paredes. Además, ahora es mi hijo el que es también usuario de la biblioteca", asegura.

 

"Era un lugar de referencia para la literatura infantil y juvenil que apenas tiene competencia en Salamanca salvo por lugares como la biblioteca Torrente Ballester. Además de un lugar para la lectura, también realizaba campañas de promoción que eran muy importantes", recuerda el escritor salmantino.

 

"Está claro que, cuanto menos, el adiós de la Fundación Sánchez Ruiperez en Salamanca empobrece la vida cultural de la ciudad", finaliza.