El tramo de El Casarito (SA-203), aún sigue cerrado por el temporal

Catorce tramos permanecen cerrados por la nieve en la comunidad y otros 27 precisan del uso de cadenas.

Un total de catorce tramos de carreteras se mantienen a esta hora cerrados por la nieve en Castilla y León y en otros veintisiete es necesario el uso de cadenas para circular por ellos, según informaron a Europa Press fuentes de la Dirección General de Tráfico (DGT).

  

De los catorce tramos que se encuentran cerrados, diez se encuentran en la provincia de León, en concreto en Caboalles de Abajo (LE-497), Meroy (LE-495), Vega de Viejos (LE-491), San Emiliano (LE-481), Aralla de Luna (LE-473), Piedrafita (LE-315), Foncebadón (LE-142), La Baña (LE-126), Redipuertas (LE-321) y Besande (LE-233).

  

También se hallan cerrados los tramos de El Casarito (SA-203), en Salamanca; Ríos de Lunada (BU-572) y Río Trueba (BU-570), en Burgos, y San Martín de Castañeda (ZA-103), en Zamora.

  

Por su parte, es preciso el uso de cadenas para transitar por otros veintisiete tramos, diecisiete de ellos también en la provincia leonesa. En dicha lista figuran Balboa (LE-723), Caboalles de Abajo (LE-497), Riello (LE-493), San Emiliano, en la LE-482 y la LE-481, Pola de Gordón (LE-473), Ribera de Folgoso (LE-465), Boñar (LE-331), Prioro (LE-234), Rabanal del Camino (LE-142), Losadilla (LE-126), Iruela (LE-126), La Uña (CL-635), Piedrafita de Babia (CL-626), Caboalles de Arriba (CL-626), Oseja de Sajambre (N-625), Llanaves de la Reina (N-621) y Puebla de Lillo (LE-333).

  

Además, en la provincia de Soria obligan al uso de cadenas Matalebreras (SO-380), Ágreda (CL-101) y Garray (SO-615), mientras que en Palencia se encuentran en la misma situación Cervera de Pisuerga (CL-627) y Cardaño de Arriba (P-217).

  

En Burgos las cadenas son imprescindibles para transitar por San Vicentejo (BU-750), Río de la Sía (BU-571) y Río Trueba (BU-570), así como en Santiago del Collado (AV-932), en Ávila, y en Riofrío de Riaza (SG-112), en la provincia de Segovia.