El Tormes, escenario de un nuevo 'macro-botellón' en el Lunes de Aguas

Foto: T. G.
Ver album

Cientos de jóvenes se dieron cita en la orilla derecha del río para celebrar una fiesta que poco tiene que ver con la familiar de comer el hornazo en el campo.

Cientos de jóvenes, la gran parte de ellos estudiantes de otras provincias, tienen ya tomada la medida al margen derecho del río Tormes para celebrar su particular Lunes de Aguas.

 

Desde que el pasado año se celebrara el organizado 'Hornazo Festival Day' a las orillas del Tormes, el alcohol se ha erigido como el gran protagonista de la celebración del Lunes de Aguas en esta zona de la capital.

 

Poca comida y mantel de cuadros familiar como en otras zonas de la ciudad, pero mucha botella y vaso de plástico han sido una vez más los protagonistas de la tarde del lunes bajo el puente Romano.

 

Esta festividad nació en el siglo XVI cuando los estudiantes se lanzaron a la calle para celebrar el fin de la pascua cuaresmal y la vuelta a la ciudad de las prostitutas, pero entonces las orillas del Tormes no sufrieron tanto como ahora, con cientos de jóvenes en torno a la iglesia de Santiago del Arrabal y el puente Romano y convirtiendo el río en improvisado urinario.

 

Un nuevo borrón para una fiesta familiar, que va degenerando en determinados lugares de la ciudad, protegidos para más inri por su valor artístico.

 

 

lunes de aguas botellon