El tiempo desluce la temporada de nieve en La Covatilla que redujo a menos de la mitad sus días de apertura

Espectacular imagen de la sierra de Béjar a primera hora de la mañana

La empresa encargada de la explotación de las pistas, Gecobesa, destaca que el rendimiento de ingreso por esquiador ha sido mejor que pasadas campañas, "con un ajuste de los gastos", pero con la incertidumbre del futuro.

El domingo 20 de abril del año 2014 ha sido la fecha fijada por la empresa encargada de la explotación de la estación de esquí de La Covatilla, Gecobesa, para dar por finalizada la temporada de nieve, que ha sido calificada como "muy mala", por los responsables, como consecuencia de las condiciones meteorológicas adversas.

 

"Es una lástima, pero la ventisca y el temporal de los meses de diciembre, enero y febrero no nos ha permitido explotar la estación de la mejor manera posible. Es como si al turismo de playa le quitas los meses de julio y agosto". Así lo asegura un representante de Gecobesa, Alberto Segade, quien reconoce que ya acumulan "tres años con un mal tiempo, lo que dismiuye la presencia de esquiadores y por tanto, de un mayor beneficio económico y movimiento en el turismo de esta zona".

 

No en vano, y por rescatar un aspecto positivo, Segade destaca que la racionalización de los gastos "ha sido muy buena, igual que la de nuestros ingresos y hemos sido muy eficaces. De hecho, en esta temporada tenemos uno de los ratio más elevado de ingresos por esquiador", añadió, al tiempo que indicó que no han podido ni abrir el 50 por ciento de los días de esta campaña como consecuencia del tiempo.

 

No hay que olvidar que la temporada en La Covatilla se inició el 27 de noviembre y se cerrará este 20 de abril. "Iniciamos la campaña con muy buenas previsiones pero el tiempo nos ha chafado nuestros planes", aseguró Alberto Segade.

 

En cuanto al futuro, desde Gecobesa no se han querido pronunciar pese a la amenaza de cierre de La Covatilla por falta de liquidez y problemas económicos. "Ahora solo miramos el corto plazo", concluyó Alberto Segade.