El testamento del padre de Pujol no le adjudicó los fondos ocultos en el extranjero

Jordi Pujol

El testamento que el padre del expresidente de la Generalitat adjudicó a su hijo no recoge la fortuna oculta que el político aseguró que la familia mantuvo ocultos en el extranjero durante más de treinta años de manera irregular.

En el testamento entregado en el juzgado de Barcelona que investiga el caso al que ha tenido acceso Europa Press, Floreci Pujol, lega a su hijo bienes por un valor de 13.128.647,25 pesetas --la misma cantidad que a su hermana, Maria Pujol--, que es la herencia legítima que corresponde a cada uno de los hijos.

En el caso del político, le cede una finca en Sant Pere de Premià (Barcelona) por valor de 3 millones de pesetas; 6.750.000 pesetas en acciones de Cedat. 3.375.000 pesetas en acciones de Banca Catalana, 3.000 pesetas en otras acciones de la misma entidad y 647,25 pesetas en metálico.

En el mismo acto notarial que da cuenta de esta herencia legítima y hecha en 1981, pocos meses después de morirse, constata que el total de los valores de la herencia de Florenci Pujol suma 105.0297.170 pesetas.

La juez que investiga el caso ha citado a declarar como imputados por blanqueo y fraude para el próximo 27 de enero al expresidente; a su mujer, Marta Ferrusola; y a los hijos del matrimonio Mireia, Pere y Marta, ya que considera "sospechoso" que el político no la documente.