El tercer colegio público estará en funcionamiento antes de 2014

Inversión de la Junta. 2.623.000 euros para un centro de 3+6 unidades. Aulas prefabricadas. El director provincial de Educación dice que las dos que quedan en el Pablo Picasso se retirarán en junio
E. bermejo
La Asociación de Vecinos de Carbajosa de la Sagrada, Avecarsa, ha manifestado en reiteradas ocasiones su preocupación por la situación educativa en el municipio y, más en concreto, por las aulas prefabricadas que se mantienen en el colegio Pablo Picasso que, a su juicio, “restan espacio de juego a los alumnos” y por los retrasos considerables que ha experimentado la construcción del segundo colegio, el de La Ladera.

Este diario se ha puesto en contacto con el director provincial de Educación, Bienvenido Mena, que ha señalado que ayer tenía una reunión en Valladolid para planificar las obras del próximo curso, entre ellas, el tercer centro educativo de Carbajosa, del que ya está redactado el proyecto.

La propuesta presentada a la Junta de Castilla y León “es la de un centro completo de 3+6 unidades y un presupuesto de 2.623.000 euros en dos anualidades, la mitad en el curso 2011-2012 y la otra mitad en 2012-2013 o, si hay retraso, en el curso 2013-2014”, tal y como anunció el director provincial. En cualquier caso y, según las palabras de Bienvenido Mena, la previsión “es que el colegio esté obligatoriamente acabado en el curso 2014-2015, aunque confiamos en que sea en 2013 ya que, vista la rapidez con que evoluciona la población, será una auténtica necesidad para entonces”.

Retrasos en La Ladera
Por lo que se refiere a las quejas vecinales sobre los continuados retrasos en el colegio de La Ladera, Mena los achaca “a la quiebra de la empresa, que motivó la suspensión de las obras y transcurrieron seis meses hasta que se realizó la nueva contratación de la empresa Ríos Prieto, mucho más seria”.

El director provincial asegura que la quiebra de esa misma empresa también afectó a la construcción del colegio de Monterrubio, “por lo que en ningún momento el retraso se ha debido a problemas administrativos o municipales”.

Aulas prefabricadas
En cuanto a las reiteradas protestas de los vecinos sobre las aulas prefabricadas que hay en el colegio Pablo Picasso, de las que dicen que quitan espacio a los niños para sus juegos, Bienvenido Mena precisa que la Junta “mantiene dos aulas en ese centro con las que tiene contrato hasta 2011. Luego las retiraremos”, dijo. Y subrayó, asimismo, que éste es un centro completo “al que sólo falta el gimnasio y la pista”, factores obligatorios para los centros educativos de estas características en Castilla y León.
“También tenemos prevista su construcción aunque, con la crisis económica, no sabemos si podremos contar con ellos el próximo curso o al siguiente”, concluyó.