El temporal aísla a más de 5.000 habitantes en cientos de localidades, con cortes de carretera y electricidad

Nieve en San Sebastián.

Interrumpido el servicio educativo en Cataluña y Castilla-La Mancha, con más de 45.000 alumnos afectados.

El temporal ha dejado aislados a más de 5.000 habitantes en centenares de localidades de la Península y ha afectado a 26 carreteras de titularidad estatal, así como a 222 carreteras de titularidad no estatal, además de dejar numerosos cortes de electricidad e interrumpir los servicios educativos en Cataluña y Castilla-La Mancha, con más de 45.000 alumnos afectados.


Estos son algunos de los datos que recopila el informe estudiado este viernes en Consejo de Ministros, que ha sido elaborado por los ministros del Interior, de Fomento y de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente sobre la situación y los daños ocasionados por el temporal de los últimos días en la cornisa cantábrica, en la zona pirenaica, en la ribera del Ebro y en otras zonas del centro de la Península.

Por parte del Ministerio del Interior se detalla que, como consecuencia del temporal, han quedado aisladas 148 localidades, con aproximadamente 5.000 habitantes, en Palencia y más de 100 localidades en León, en la zona de la Cordillera Cantábrica. En Cantabria, un total de 160 personas fueron rescatadas y alojadas el pasado miércoles en hoteles de Reinosa, mientras que en Palencia 80 personas fueron rescatadas y alojadas en albergues municipales de Aguilar de Campoo.

Asimismo, se han interrumpido los servicios educativos en Cataluña (43.000 alumnos de Lérida, Tarragona y Barcelona) y Castilla-La Mancha (115 rutas escolares, 2.169 alumnos). Además, se han producido cortes de electricidad en Vizcaya y Cantabria, y cortes de telefonía en Camprodón (Girona). Por parte de los servicios de emergencias se está dando apoyo a transportes sanitarios urgentes para pacientes que necesitan cualquier tipo de asistencia médica, tipo diálisis.

El episodio de frío intenso y nieve ha ocasionado numerosas incidencias en la red viaria, en particular en el tercio norte peninsular, que han sido más acusadas en la Cordillera Cantábrica y en los Pirineos, pero también en el Sistema Central.

El temporal ha afectado a 26 carreteras de titularidad estatal, con doce tramos de carretera cortados, dos puertos de montaña cerrados y cinco con uso de cadenas. También se han visto afectadas 222 carreteras de titularidad no estatal, con 36 tramos de carretera cortados y 112 con cadenas, 39 puertos de montaña cerrados y 35 con cadenas. Los sucesos más relevantes se han producido el pasado 4 de febrero en Cataluña, Castilla y León y Cantabria. Además, se ha restringido la circulación de autobuses, camiones y otros vehículos pesados en las principales carreteras, y se ha desviado la circulación a otras vías.

Por otro lado, la Unidad Militar de Emergencias (UME) ha intervenido en Palencia, Cantabria y León, con un total de 227 efectivos y 80 vehículos, lo que ha permitido realizar limpieza de carreteras donde no pueden acceder las máquinas quitanieves convencionales.

En Palencia, la UME ha intervenido con 70 efectivos y 33 vehículos para restituir la vialidad en la A-67, entre las localidades de Aguilar de Campoo y Reinosa. Por su parte, en Cantabria, en el km 120 de la A-67, sentido Palencia, término municipal de Mataporquera, el 4 de febrero por la noche quedaron inmovilizados unos 100 vehículos, con un total de 160 personas, que fueron rescatados por la UME, junto con la Guardia Civil y Protección Civil. Además, en León la UME ha intervenido con 157 efectivos y 47 vehículos en apoyo a la vialidad del interior y limpieza de vías de comunicación de la localidad de Villablino, limpieza de las vías en el Puerto de Aralla y mejora de accesos a Cuevas de Sil.

Interior añade que las lluvias intensas y el desbordamiento de los ríos han producido daños en infraestructuras viarias, infraestructura municipales, viviendas, garajes, empresas, huertas, campos, y caminos, muy especialmente en el alto valle del Ebro, País Vasco, Navarra, La Rioja y Aragón.

Las abundantes y persistentes nevadas han provocado, sobre todo, cierre de vías de comunicación; daños en carreteras; bloqueo de vías y calles; daños en viviendas y tejados, por acumulación de nieve; daños en las instalaciones de esquí y problemas en la red de distribución de agua, incidencias que se han producido, principalmente, en la Cordillera Cantábrica (Galicia, Asturias, norte de Castilla y León, Cantabria, y País Vasco), así como en la zona Pirenaica (Navarra, Aragón, y Cataluña), y con una intensidad algo menor en los Sistemas Central e Ibérico, al igual que en las Islas Baleares. Los vientos fuertes han dado lugar a caídas de árboles, daños en mobiliario urbano y en cubiertas de edificaciones, y cortes de telefonía.

1.330 MÁQUINAS QUITANIEVES Y 236.300 TONELADAS DE FUNDENTES

Desde Fomento, añaden que el Ministerio dispone en la Red de Carreteras del Estado de 1.330 máquinas quitanieves y 236.300 toneladas de fundentes, principalmente sal, distribuidas en 367 almacenes y 510 silos. En el caso de AENA, cuenta con el Plan de Actuaciones Invernales frente a contingencias de hielo y nieve, conocido como 'Plan Invierno, en los 19 aeropuertos de la red con riesgo de sufrir contingencias de hielo y nieve.

Para esta campaña, AENA dispone de más de cien vehículos propios destinados a la retirada de nieve y hielo, así como otros vehículos implementados con cuchillas y esparcidores de urea. A estos medios se suman los del Plan de Actuaciones Invernales en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. Además, las instalaciones de AENA disponen de una capacidad de almacenamiento de fundentes propios de más de 450 toneladas.

Mientras, ADIF tiene activado el Plan Director de Medidas Invernales, que abarca más de 15.000 kilómetros de vías férreas, de ancho convencional, de ancho estándar europeo y ancho métrico. Además, cuenta con 14 locomotoras propias de tracción diésel aptas para acoplar cuñas quitanieves y una específica y exclusiva para la línea de ancho métrico Cercedilla-Cotos. Un total de 252 estaciones, repartidas por toda la red, contarán con un dispositivo especial de vigilancia para la limpieza de agujas y desvíos.