El técnico no busca un once sino una plantilla con “todos los activos útiles”

EQUILIBRIO. “Me salen muchos futbolistas que pueden jugar al mismo nivel en este equipo”, apunta el técnico. COPA CYL. Quiere salir a ganar aunque comenta que ni los que la organizan la respetan demasiado
TERESA SÁNCHEZ

De cada partido de pretemporada toca sacar conclusiones y en el que enfrenta esta tarde a la UDS con el Guijuelo, perteneciente a la Copa Federación de Castilla y León, lo que quiere Óscar Cano es que aquellos futbolistas que, o por lesión o por haber llegado más tarde, tienen menos minutos de juego en sus piernas sean los protagonistas. Es el caso de los Marcos Márquez, Mario, Jonny o Miguel, que jugarán tanto como sea posible como explicaba Cano. “Tenemos una idea que está relacionada con estar a punto a principio de temporada y para eso quedan aún bastantes días. Hemos incorporado gente tarde, que venía fuera de forma y tienen que empezar a interaccionar con el resto de compañeros y vamos a tratar de sacar el equipo más competitivo posible”.

Reiteró varias veces que sacará un equipo competitivo porque quiere ganar y porque la competición lo exige, aun cuando regala un tirón de orejas a quienes la organizan. “Sabemos que está en juego la Copa pero qué duda cabe que los primeros que no le dan excesiva importancia a la Copa son los que la crearon porque si no me han engañado, la final del año pasado aun ni se ha disputado. Vamos a darle todo el rigor posible pero teniendo en cuenta que nuestra Liga empieza el 29 de agosto”, avisa.

Precisamente pensando en ese debut liguero y con apenas tres partidos más de preparación por delante, hay quien empieza a pensar en el posible equipo titular, aunque para el técnico de la Unión lo importante es conseguir que todos se vean dentro de ese once. “Me puedo pillar los dedos porque es algo que depende del estado de forma de los jugadores, pero nuestro objetivo y nuestra pretensión es que todos los jugadores de la plantillla sean activos útiles. Uno repasa un poco las posibilidades que tiene en la plantilla para ese primer once o para las primeras jornadas y me siento dichoso y satisfecho porque me salen muchos futbolistas que pueden jugar al mismo nivel. Lo que se pretende es que en la plantilla no haya buenos y menos buenos sino que cualquiera pueda jugar”. Asegura Cano que la adaptación de los recién llegados es buena porque él no les va a pedir “nada que no sepan hacer”, y apuntó que apuesta por un estilo de juego porque tiene los jugadores “para hacerlo”.