El Supremo no indemnizará a un islamista que integraba una célula con presos residentes en Topas

No le compensarán por el tiempo que permaneció en prisión preventiva por la 'Operación Nova' por integrar una red yihadista que tenía como objetivo volar la Audiencia Nacional.

El Tribunal Supremo ha rechazado indemnizar por el tiempo que permaneció en prisión preventiva a un islamista que fue acusado en la 'Operación Nova' de integrar una red yihadista que tenía como objetivo volar la Audiencia Nacional con un camión cargado con 500 kilos de explosivo, unos hechos por los que resultó absuelto por falta de pruebas.

 

El alto tribunal ha desestimado el recurso que presentó Mustafá Farjani contra la sentencia dictada en diciembre de 2011 por la Audiencia Nacional que respaldaba la resolución emitida anteriormente por el Ministerio de Justicia, en la que se negaba la responsabilidad patrimonial del Estado por un funcionamiento anormal de la Administración de Justicia.

 

La sentencia, de la que ha sido ponente el magistrado Ricardo Enríquez, invoca la jurisprudencia seguida desde 2010 por el Tribunal Supremo que establece que solo cabe indemnización ante la "inexistencia objetiva" del hecho investigado. Algo que no ocurre en el caso de Mustafá, quien fue absuelto por falta de pruebas y no porque no existiera el hecho delictivo.

 

La postura de los magistrados contradice el relato del recurrente, que reclamó su derecho a ser indemnizado por la prisión preventiva "indebida" ante la "radical atipicidad de la conducta" que se le imputó. Farjini estuvo en prisión preventiva desde su detención en 2004.

 

CÉLULA CREADA EN LAS CÁRCELES

 

El Supremo le absolvió en octubre de 2008 de un delito de integración en organización terrorista ante el "vacío probatorio" sobre su conocimiento del ataque ideado contra la Audiencia Nacional en 2004, aun cuando pudiera haber estado dispuesto "de forma genérica al suicidio como medio de destrucción de vidas ajenas".

 

Los magistrados también destacan que el terrorismo islamista "merece la atención social y la vigilancia policial" y, por lo tanto, resulta oportuno que los servicios de inteligencia y seguridad investiguen a estos ciudadanos. "La acción policial ha sido correcta, como la de las autoridades judiciales que, basándose en indicios racionales les procesaron", añade.

 

Mustafá farjani fue uno de los catorce absueltos por el Tribunal Supremo en la denominada 'Operación Nova', que se saldó con seis islamistas condenados por integrar una célula salafista integrada por presos en Salamanca, Pontevedra, Alicante y Almería, a la que la Policía atribuyó la planificación de un atentado contra la Audiencia Nacional.

 

Los presos intercambiaban en prisión cartas donde aceptaban sus ideas fundamentalistas y no ocultaban ante los funcionarios su deseo de "acabar con los infieles", mientras que "anhelaban la eliminación de líderes políticos".

 

"Las cartas ocupadas hacen referencia a su ideología religiosa y predisposición genérica a luchar contra tiranos invocando ayuda de Dios, pero no es posible convertir este bagaje de declaraciones y confesiones de creencias en un hecho delictivo de integración de banda armada", afirmaba el Supremo sobre los absueltos, para concluir que tampoco se apreció que aceptaran participar en la imposición de esas ideas mediante la violencia terrorista.