El SUP pedirá a Fernández Mañueco que explique la actuación de la Policía Local en los altercados de Gran Vía

El jefe de la Policía Local, el alcalde de Salamanca y el concejal de Tráfico.

El sindicato de la Policía Nacional quiere saber quién dio la orden de retirar el dispositivo de refuerzo que envió la Policía Local. Discrepan el concejal de Tráfico en el resultado de la actuación: cuatro agentes tuvieron que ser atendidos y a uno le partieron el casco.

El Sindicato Unificado de Policía de Salamanca va a solicitar al alcalde de Salamanca, por escrito y de manera oficial, que les explique la actuación de la Policía Local en los altercados del pasado sábado en la plaza de la Constitución entre grupos radicales. El sindicato de la Policía Nacional va a tramitar esta petición, que harán extensiva al comisario jefe, para contrastar los informes del Ayuntamiento de Salamanca con los datos de que disponen ellos sobre la actuación.

 

El motivo que ha esgrimido un portavoz del SUP para tramitar esta petición a Fernández Mañueco es la necesidad de conocer exactamente qué ocurrió, para lo cual están en contacto también con el resto de sindicatos representativos del cuerpo policial y con la subdelegación del Gobierno en Salamanca y con el delegado del Gobierno en Castilla y León, ya que los datos de que dispone el SUP no concuerdan por completo con los ofrecidos hasta ahora por el Ayuntamiento.

 

Según fuentes del SUP, las dudas radican en la orden para retirar el operativo desplazado por la Policía Local. El sindicato policial confirma que la solicitud de refuerzos se hizo a través del 091 de Salamanca y que se enviaron seis patrullas del cuerpo local, doce agentes en total; esto se produo hacia las seis de la tarde, hora en la que estaba convocado el inicio de la concentración que derivó en un enfrentamiento entre grupos extremistas. Según el PSOE, el concejal de Tráfico, Ángel Lago, ha reconodio en una comisión celebrada este miércoles por la mañana que la orden de retirarse la dio el jefe de la Policía Local, José Manuel Fernández,  a las 18:23 horas cuando la calle donde se estaban produciendo los incidentes estaba limpia o despejada y la concentración que degeneró en enfrentamientos y con el resultado de varios policía nacionales heridos había quedado disuelta.

 

Según las mismas fuentes del SUP, el dispositivo de la Policía Local se dedicó a labores relacionadas con el ordenamiento del tráfico en la zona afectada por el altercado, algo que ha explicado el Ayuntamiento en un comunicado y sobre lo que también se ha manifestado el alcalde, Alfonso Fernández Mañueco.

 

El alcalde ha asegurado este miércoles que las órdenes fueron “las adecuadas” porque intervinieron en apoyo a los policías nacionales  y, una vez que estos tomaron “el control”, volvieron a realizar sus funciones y pasaron a “un segundo lugar” para la atención de la reordenación del tráfico en la zona. En una nota de prensa, el Ayuntamiento de Salamanca explica que  “un informe de la Policía Local ratifica que sus agentes colaboraron desde el primer momento que el Cuerpo Nacional de Policía solicitó su apoyo, alrededor de las seis de la tarde".

 

Según el comunicado, el dispositivo de la Policía Local “apoyó en labores de contención durante los primeros momentos de más tensión de la concentración de ambos grupos, para posteriormente ejercer las funciones propias de la Policía Local, garantizando la seguridad vial y regulando el tráfico en la zona, y además servir de apoyo a funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía que allí estaban actuando”. Una vez que “se tranquilizaron” los manifestantes concentrados en la Plaza de la Constitución, los agentes de la Policía Local “se retiraron a realizar los desvíos oportunos en la zona para garantizar el tráfico”.

 

Sin embargo, el SUP defiende que entre las funciones de la Policía Local en apoyo a la Policía Nacional no está solo apoyar y regular el tráfico, sino colaborar en la protección de las manifestaciones y en el mantenimiento del orden en las concentraciones.

 

CUATRO HERIDOS

 

Por otro lado, los portavoces del SUP consideran que, aunque no saben quién dio la orden, el caso es que los agentes de la Policía Local desplazados se retiraron, según los testimonios recogidos por el sindicato, cuando todavía se estaban produciendo altercados. De hecho, el sindicato asegura que cuatro agentes resultaron heridos a consecuencia de los hechos, como atestiguan los partes médicos correspondientes, y que los concentrados partieron el caso de uno de los agentes.

 

No obstante, el concejal Ángel Lago ha amenazado también, según el PSOE, con llevar al juzgado a toda persona u organización que vincule la orden dada por el jefe de la Policía Local y la retirada de sus efectivos con el hecho de que la manifestación terminara con enfrenamientos y varios policías nacionales heridos