El suelo fotovoltaico de Onyx Solar premiado como el producto más innovador por la revista Castilla y León Económica

Álvaro Beltrán, recoge el premio de la revista  Castilla y León Económica, a Onyx Solar, por su suelo fotovoltaico como producto más innovador

Para la empresa abulense Onyx Solar, este premio es un reconocimiento a la magnífica trayectoria de la empresa en el desarrollo de soluciones de vidrio fotovoltaico que sustituyen a los materiales de construcción tradicionales. Soluciones capaces de generar energía limpia y gratuita gracias al Sol.

«Estos premios buscan galardonar el esfuerzo de la sociedad civil», manifestó el director de la revista ‘Castilla y León Económica’, Alberto Cagigas, en el acto de entrega de la VIII Edición de los premios con los que esta publicación resalta la labor más destacada de las empresas de la comunidad autónoma. El acto de entrega tuvo lugar ayer en Valladolid ante un público formado por cerca de setecientos empresarios y representantes del sector bancario de Castilla y León.

 

En esta ocasión, el vidrio fotovoltaico de la empresa abulense Onyx Solar se ha instalado en la fachada del edificio formando un singular muro cortina capaz de generar más de 3.000 kWh al año. Los módulos de vidrio, en tecnología de silicio amorfo, son de gran formato y se realizaron a medida para satisfacer las necesidades del cliente, la Junta de Andalucía. Es de destacar que el vidrio utilizado es de baja emisividad, o lo que es lo mismo, es vidrio fotovoltaico low-e, lo que mejora el aislamiento térmico y acústico del edificio y favorece el ahorro energético en el mismo. Además, tiene una semitransparencia del 20% lo que permite el paso homogéneo de la luz al interior del edificio, reduciendo la iluminación artificial. Todo ello propicia una mejora en el confort interno de sus ocupantes, además de estar en consonancia con el entorno natural en el que se encuentra dicha sede al preservar la estética del edificio.

 

El suelo fotovoltaico es fruto del esfuerzo de Onyx Solar en materia de I+D+i. Este producto fotovoltaico se integra de forma estética, respectando la arquitectura del entorno y también del edificio si se instala a modo de cubierta transitable. Esto ha permitido su instalación en lugares tan emblemáticos como la Universidad George Washington en Estados Unidos o la Fundación Mediterránea Terina en Italia.