El sueldo de los médicos de Sacyl se recortará 400 euros al mes

Postura del sindicato CESM. Los profesionales sanitarios de Salamanca se concentrarán hoy a las 12.00 horas en la puerta de sus centros de trabajo contra las medidas anunciadas por el Gobierno
Eva Cañas

Los profesionales sanitarios de la Gerencia Regional de Salud (Sacyl) se concentrarán hoy en la puerta de sus centros de trabajo a partir de las 12.00 horas y durante cinco minutos para manifestar su rechazo a las medidas anunciadas por el Gobierno. Así lo anunció ayer el presidente del Sindicato Médico en Salamanca (CESM), Jesús Arcaya, de lo que denominó “un atraco que será legal pero es injusto”.

En cuanto al recorte en las nominas del personal de la Sanidad Pública, Arcaya confirmó que los médicos son los más perjudicados, “incluso siete veces más que otras categorías”. Desde este sindicato fijan una pérdida de media en cada sueldo de los facultativos de 400 euros al mes, que de aquí a final de año –seis meses– supone 2.400 euros menos en sus nóminas.

En este sentido, el presidente de CESM recordó que los médicos españoles son los que menos cobran de su trabajo en la UniónEuropea, “en un país como Inglaterra llegan a cobrar tres veces más”. Jesús Arcaya reconoce que es momento de arrimar el hombro pero el colectivo médico “ya ha pasado por dos congelaciones salariales”. En este sentido, aclara que están dispuestos a cooperar en el ahorro y critican cierto despilfarro “en coches oficiales o altos cargos”.

Otra de las medidas de recorte que proponen desde CESM es eliminar las subvenciones destinadas a los sindicatos, cifradas en 16 millones de euros en 2009. “Todo esto antes de atracar a un empleado público con las salas de espera llenas de enfermos, guardias indecentes y sueldos menos competitivos”, sentenció Arcaya.

Asimismo, este sindicato denuncia la precariedad de su sector en Salamanca, “con un 30% de contratos eventuales sobre el total”. Este representante sindical respalda una congelación salarial “pero no la bajada del sueldo, es injusto y debe reconvertirse”.

El presidente de CESM en Salamanca descarta la convocatoria de huelga general en su sector ya que se considera que puede suponer “un gasto más que perjudica a los enfermos, existen otras posibilidades”. De momento, se decantan por las concentraciones tanto en la puerta del Complejo Asistencial –Clínico Universitario– como en los centros de salud. A esta protesta también se suman el personal de Enfermería y los auxiliares, en concreto, los sindicatos Satse y SAE.

Por otra parte, Arcaya reclama que el recorte de los sueldos de los profesionales sanitarios repercuta en una mayor inversión en Sanidad. La postura del Sindicato Médico frente al posible copago es a favor: “Defendemos ese sistema ya que ayudaría a mejorar las arcas sanitarias, o al menos que lo hagan de forma ficticia para que los usuarios conozcan el gasto que supone su atención”, a lo que añade que “se abusa de la Sanidad Pública”.