El subdelegado del Gobierno activa la fase de pre-emergencia

Esta situación durará hasta que finalice la situación de nevadas en la provincia
El subdelegado en funciones del Gobierno en Salamanca, Miguel López Quevedo, convocó ayer al Comité Ejecutivo Provincial de coordinación de actuaciones ante situaciones meteorológicas extremas en la Red de Carreteras del Estado debido a la fuerte nevada caída ayer y que continúa esta mañana. En esta reunión se activó la fase de pre-emergencia de acuerdo con el protocolo establecido y que se mantendrá hasta que la nieve desaparezca.

La situación más complicada ayer en las carreteras salmantinas se produjo en la A-66 en la zona de Guijuelo, con restricción de la circulación de vehículos pesados. Además, entre las 20.00 y las 21.30 horas se produjo circulación lenta e intermitente de turismos a consecuencia de otros que se hallaban detenidos en el arcén, situación en la que intervino la Unidad Provincial de Carreteras, del Ministerio de Fomento y efectivos de la Guardia Civil.

La Unidad de Carreteras del Estado usó en la tarde de ayer 130 toneladas de sal y 92.000 litros de salmuera en las diferentes carreteras de su competencia y mantiene operativas treinta máquinas quitanieves. Por su parte, la Guardia Civil ha dedicado 27 patrullas en la provincia.

Las predicciones de la AEMET para la provincia de Salamanca esperan cielo muy nuboso o cubierto, que disminuirá por la tarde. La cota de nieve estará en los 800 metros, subiendo en durante el día hasta los 1.000 metros.

Por parte de la Subdelegación del Gobierno se aconseja extremar la precaución ante la previsión de existencia de placas de hielo en la calzada, especialmente en las zonas de montaña.