El Sporting de Preciado pone freno al Barcelona de los récords

El Sporting de Gijón logró frenar al Barcelona de los récords y puso fin a la racha de 16 victorias consecutivas del equipo azulgrana, que tuvo que encomendarse a Villa para salvar un punto.
EFE

El Sporting de Gijón salió muy enchufado y maniató el juego de un Barça que al menos durante los primeros 45 minutos parecía pensar exclusivamente en el duelo del próximo miércoles frente al Arsenal.

Así, al cuarto de hora de partido, David Barral le ganó la carrera a Gerard Piqué e inventó un regate con caño incluido que le presentó delante de Víctor Valdés, al que batió con un gran derechazo. Con el marcador a favor, el Sporting se echó atrás y juntó muy bien las líneas, entregando a los de Guardiola el monopolio del balón, aunque ese dominio no se tradujo en ocasiones de gol.

Tras el descanso, Guardiola dio entrada a Pedro por Afellay y el equipo ganó en intensidad. Alves mejoró su versión y las ocasiones comenzaron a sucederse, aunque una y otra vez se estrellaban contra la figura de Cuéllar. Pero la reacción se quedó en amago. Cuéllar repelió un tiro de Xavi y otro de Messi y ahí murieron las ocasiones iniciales del Barça. Pasada la media hora y con el partido más frío, una sensacional asistencia en profundidad de Messi encontró a Villa, que tras advertir la mala salida de Cuéllar conectó una vaselina que ponía las tablas.

El Sporting se guardó bien atrás en los minutos finales y, pese a la larga prolongación, mantuvo un valiosísimo punto.