El Solimar Albense, orgulloso de plantar cara a un gran OID Talavera

ELIMINADOS. A pesar del gran partido firmado por los jugadores de Míchel Pena, el conjunto salmantino cayó 1-3 ante el equipo de División de Honor.
Isabel de la Calle
Los jugadores del Solimar Albense se convirtieron ayer ante el Talavera de División de Honor en los guerreros espartanos con los que publicitaron días antes el partido de dieciseisavos de la Copa del Rey.

El conjunto salmantino, arropado por un público completamente entregado, estuvo siempre en un partido que se les escapó por muy poco. El choque fue muy intenso desde el inicio, ya que gracias a esta intensidad el equipo local consiguió sacudirse el dominio inicial del histórico Talavera. Al final de la primera parte, de hecho, tuvieron hasta más ocasiones que su rival. En la segunda mitad, esta estadística se igualó, pero con un Solimar Albense que nunca se vino abajo. De hecho, el Talavera tuvo que jugar con su equipo de gala para llevarse un encuentro que terminó en fiesta.