El sistema sanitario de Salamanca es el que acoge más quejas con un incremento del 27,9%

En Castilla y León, se registraron a lo largo del pasado año 2011 un total de 45.722.826 intervenciones
El sistema sanitario público de Castilla y León registró a lo largo del pasado año 2011 un total de 45.722.826 intervenciones, lo que supone superar en 423.549 los actos del ejercicio anterior -45.299.277-, con un incremento porcentual de casi un 1 por ciento respecto a 2010, según han informado fuentes de la Junta de Castilla y León a Europa Press.

El aumento se contrapone al de la evolución en el número de tarjetas sanitarias individuales que la Junta gestionó en 2011, que fue de 2.439.136, frente a las 2.533.698 del ejercicio precedente.

A nivel provincial, el último balance de actos asistenciales y reclamaciones refleja en términos comparativos un descenso de más del 6 por ciento respecto al número de quejas por cada 10.000 usuarios, que solo se han visto incrementadas en las provincias de Ávila (11 por ciento); Segovia (9 por ciento) y, en mayor medida, en Salamanca (27,9 por ciento).

En lo referente a sugerencias, a lo largo del pasado año se tramitaron 426, un 16,6 por ciento menos que en el ejercicio precedente.

Los datos revelan otros descensos en el ámbito de las reclamaciones, donde el año pasado SACYL registró 51 por cada 10.000 usuarios atendidos frente a los 54 usuarios que protestaron durante el periodo anterior.

En cuanto a los motivos que causaron las reclamaciones en 2011, un 37,5 por ciento de los casos se refieren a demoras en las lista de espera y, en menor medida, a quejas relacionadas con el sistema de organización, trato, documentación, confortabilidad y motivos económicos.

Tramitación de reclamaciones y sugerencias
La Junta utiliza las reclamaciones y sugerencias, así como la información que en ellas se transmite, para poner en marcha mejoras que solucionen los problemas detectados y aumenten el grado de satisfacción de los destinatarios de sus servicios.

Según fuentes de la Consejería de Sanidad "se trata de información de un gran valor para tomar decisiones dirigidas a mejorar la asistencia sanitaria que se presta".

La norma que en Castilla y León regula el derecho a ejercer reclamaciones y a presentar sugerencias en el ámbito de la Sanidad se encuentra reconocida por la Ley 8/2003, de 8 de abril, sobre derechos y deberes de las personas en relación con la Salud, y en su posterior desarrollo normativo.

El tiempo máximo del que dispone la Administración sanitaria para responder a las reclamaciones y sugerencias que puedan plantearse es de 30 días, aunque el promedio de tiempo establecido en 2011 redujo el conjunto de la Comunidad a 21 días.