El sistema de alquiler de bicicletas se verá afectado por la propuesta de Interior de obligar a llevar casco en ciudad

Ocho de cada diez personas respalda la propuesta para obligar a los ciclistas a usar casco en ciudad. El Ministerio quiere que el cambio de normativa entre en vigor a lo largo de 2013. 

El Ministerio de Interior para extender la actual obligación que tienen los ciclistas de llevar casco en las carreteras también a la vía urbana, según una encuesta realizada por la Fundación CEA, que ha reclamado una "pronta regulación de la normativa". La medida recibe el apoyo de la ciudadanía y puede afectar no sólo a los usuarios podría obligar a introducir modificaciones en sistemas de alquiler de bicicletas como el que oferta el Ayuntamiento de Salamanca. 

 

Precisamente este sistema de préstamo que hasta hace unos años existía en municipios contados pero que hoy se extiende a un centenar ha favorecido la proliferación de usuarios -se calcula que en España hay tres millones de desplazamientos diarios con este vehículo-, y por eso se hace necesaria una ampliación o reforma de la normativa.  

 

En Salamanca el sistema de Préstamo de bicicletas registró en 2012 29.890 préstamos y es el sistema ofrece en la actualidad 204 candados repartidos por toda la ciudad.   

 

El Ministerio del Interior y la Dirección General de Tráfico (DGT) están trabajando en una reforma del Reglamento General de Circulación que regulará la circulación de las bicicletas dentro de las ciudades y que incluye, entre otras medidas, obligar a los ciclistas a utilizar casco también en las vías urbanas, según adelantó en julio el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz.

 

De acuerdo a la encuesta de la Fundación CEA, el 79,93 por ciento de los participantes cree que el casco es un instrumento fundamental para minimizar los riesgos en caso de accidente y obligarían a los conductores de bicicletas a usar el casco en vías urbanas para evitar riesgos en caso de caída. Por su parte, un 82,03 por ciento creen que debería ser obligatorio el uso de prendas reflectantes en vías urbanas para mejorar la visibilidad.

 

Dentro de la reforma del reglamento de circulación

 

La reforma del Reglamento General de Circulación lleva dando vueltas por la DGT desde hace más de dos años. De hecho, el anterior director de Tráfico, Pere Navarro, ya anunció en 2011 que el proyecto estaba pactado con el Ayuntamiento de Madrid y el de Barcelona y contaba con el visto buenos de las asociaciones de ciclistas, que llevan años pidiendo que se asegure los derechos del colectivo por ley.

 

No obstante, el adelanto de las elecciones generales y la oposición de algunos sectores frenaron la medida, que incluía un título específico referido a las bicicletas, de manera que se reconocía determinados derechos a esos vehículos por su "indiscutible interés social como medio de transporte silencioso y sin emisiones".

 

En el Reglamento General de Circulación se regula el uso de la bicicleta en un articulado concreto, pero disperso. Es por ello que los usuarios exigen una pronta regulación sobre el uso de estos vehículos y la estandarización de las normativas municipales. En la actualidad, la normativa que afecta a los ciclistas está destinada, principalmente, al uso de la bicicleta en vías interurbanas, por lo que es necesaria su actualización.

 

La intención de Interior era poder tener aprobada en Consejo de Ministros la reforma para finales de 2012 para que entrara en vigor a lo largo de 2013, según ha aseguró en julio el ministro de Interior, aunque finalmente el plazo se ha ampliado.