El sindicato médico consigue que las guardias no varíen y que la ampliación de la jornada sea “temporal”

El consejero de Sanidad presentará hoy mismo el documento que así lo acredita
El sindicato médico CESM de Salamanca avanza poco a poco en sus propuestas de negociación ante los recortes que le quiere imponer la Junta de Castilla y León con motivo de la crisis económica que sufre el país en la actualidad.

Y de nuevo, cerca de un centenar de médicos volvió a manifestarse por los mismos motivos, con una asamblea previas para informar a los trabajadores de los avances conseguidos porque hay dos novedades. La primera se centra en “dejar las guardias tal y como están, sin ninguna variación ya que éstas seguirán de 15.00 horas a 08.00 horas a diario y de 08.00 a 08.00 horas los fines de semana. Había miedo porque no se incluyera esto en el documento pero lo hemos conseguido”, señaló Jesús Arcaya, presidente del sindicato CESM.

Asimismo, y según anunció, el consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, presentará hoy mismo el documento que así lo acredita junto a otra novedad. Ésta se refiere a que la ampliación de la jornada laboral a 37,5 horas cada semana, es decir, dos horas y media más, “sea una medida transitorio y no permanente, de modo que cuando la situación económica mejore, esta medida se eliminará”, señaló Arcaya.

También demandan que esa ampliación puedan ejercerla como consideren oportuno, “por ejemplo, media hora al día, entrando un cuarto de hora antes y saliendo un cuarto de hora después”, dijo el presidente del CESM.

“Somos los únicoS a los que se nos obliga a esto”
Además, en la asamblea previa a la protesta que se realizó dentro del hospital por las adversas condiciones meteorológicas, el sindicato de médicos señaló que son los únicos funcionarios a los que se les obliga “a este tipo de recortes y a ampliar la jornada laboral aparte de las dos horas y media ya establecidas y no vamos a permitirlo”, señaló Arcaya.

Pero el mayor problema sigue estando en las guardias, porque, según Arcaya, "si tenemos que cumplir las 1.530 horas de trabajo al año y no se tienen en cuenta los descansos que corresponden a las personas que hacen más guardias, por este motivo cumplen menos horas ".