El Sindicato de PolicĂ­as Municipales afirma que el sistema de comunicaciĂłn de los agentes de Salamanca no funciona

Aseguran que harĂĄn entrega de su transmisor al jefe de PolicĂ­a hasta que se soluciones el problema

El Sindicato de PolicĂ­as Municipales de EspaĂąa (Sppme) asegura que el sistema de transmisiones de los agentes de Salamanca no funciona adecuadamente e incluso en los Ăşltimos meses la comunicaciĂłn ha llegado a ser nula, de forma que se ven obligados a prestar servicio en "precarias" condiciones al tratarse de una herramienta "imprescindible".

El sindicato ha explicado que no entiende que una equipaciĂłn que costĂł casi un millĂłn y medio de euros "no haya funcionado correctamente desde el primer dĂ­a, llegando a tener una comunicaciĂłn nula en los Ăşltimos meses".

El Sppme ha explicado que la soluciĂłn que tiene el Ayuntamiento de Salamanca es gastar 100.000 euros de los contribuyentes para adquirir otros transmisores, sin primero tratar de arreglar los que tienen y sin responsabilizar de este pĂŠsimo funcionamiento a la empresa que los instalĂł.

"Sin este sistema de transmisiones los policĂ­as nos vemos impotentes a la hora de atender al ciudadano, dado que resulta imposible comunicar con nuestra emisora para atender sus demandas", ha explicado el colectivo, que ademĂĄs ha aĂąadido que los agentes estĂĄn expuestos constantemente a cualquier tipo de situaciĂłn imprevisible y esto les impide pedir apoyo de los compaĂąeros asĂ­ como al resto de servicios de emergencia.

En este sentido, el sindicato ha indicado que algo "tan habitual" en el desempeĂąo de sus funciones como es solicitar informaciĂłn de un vehĂ­culo, requerir una ambulancia, una grĂşa, un coche con mampara para un detenido, el servicio de bomberos o cualquier otro auxilio que requiera un ciudadano "es algo que resulta difĂ­cil desde hace aĂąos e imposible desde hace meses, con el riesgo que ello supone para la seguridad ciudadana".

Por ello, los policĂ­as integrantes de la plantilla de la PolicĂ­a Local de Salamanca harĂĄn entrega maĂąana de su transmisor al jefe de la PolicĂ­a a la espera de que solucionen los fallos que estos puedan tener y asĂ­ lograr su correcto funcionamiento.