El sindicato de la Policía Local cree que el jefe del cuerpo ordenó retirar a sus agentes de la protesta del día 22

Agentes de la Policía Local de Salamanca.

Han exigido una reunión urgente del Consejo de Policía para pedir explicaciones y califican de "incorrecta" la actuación en la que una docena de agentes locales se retiró dejando "vendidos" a varios agentes de la Policía Nacional.

El sindicato mayoritario en la Policía Local de Salamanca ha solicitado al responsable del cuerpo una reunión urgente del Consejo de Policía para esclarecer los hechos del pasado día 22 de enero en la Gran Vía de Salamanca. Según una denuncia del SUP, sindicato de la Policía Nacional, el operativo desplazado por la Policía Local para evitar enfrentamientos en una concentración recibió la orden, una vez en el lugar de los hechos, de retirarse del dispositivo. Los hechos terminaron con heridos entre los agentes del cuerpo nacional.

 

Por este motivo, el sindicato pide una reunión urgente para aclarar los hechos y depurar responsabilidades, pero indican que, con los datos de que disponen, esta corresponde al jefe de la Policía Local porque tienen indicios de que la orden de retirada partió de este mando. Según las fuentes que han consultado, ante el cariz de los altercados del sábado por la noche en la Gran Vía, la Policía Nacional pidió el refuerzo de la Policía Local; en principio, se habría desplazado al lugar de los altercados doce agentes locales, que no llegaron a actuar para proteger a las personas que estaban siendo agredidas. Según fuentes sindicales, todo hace pensar que la orden de no intervenir partió del jefe de la Policía Local y que, pese a la oposición de varios agentes, se produjo al repliegue bajo amenaza de expedientes.

 

No obstante, los representantes sindicales de los agentes de la Policía Local consideran que hay que aclarar tanto los hechos acaecidos como las circunstancias, para lo cual han pedido la convocatoria del consejo policial. Sin embargo, consideran la actuación incorrecta y poco adecuada en términos policiales, además de injustificada, ya que la Policía Local está preparada y dispone de equipamiento para afrontar este tipo de situaciones.

Noticias relacionadas