El sindicato CSI-F de Topas no acudirá a las celebraciones de la Merced como medida de protesta

La reducción de su salario en 2010 y congelación en 2011 es la causa principal

CSI-F, como medida de protesta ante la situación existente en la institución penitenciaria de Topas, no asistirá este año a ninguna celebración que convoque la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias con motivo de la festividad de Nuestra Señora de la Merced.

Los motivos principales de esta decisión, según un comunicado que han hecho público los funcionarios, son:

. Reducción media de nuestro salario de un 5% en el año 2010 y una congelación del mismo en 2011.

. La deriva impositiva de la Administración Penitenciaria que, mediante medidas unilaterales, está empeorando considerablemente las condiciones de trabajo de los empleados públicos penitenciarios, por ejemplo, la falta del servicio de transporte en los centros penitenciarios de reciente inauguración y su eliminación en otros.

. El incumplimiento del pacto firmado por la Administración y los Sindicatos en 2005.

. El eventual riesgo de modificaciones unilaterales de materias tales como horarios, productividad, funciones, servicio de transporte, etc. por parte de la Administración Penitenciaria.

. Recorte de la oferta pública de empleo, de la carrera administrativa y de las RPTs.