El sindicato Csi-f acusa de "engaño y humillación" al tripartito de Gobierno en Ciudad Rodrigo

El sindicato denuncia que la Corporación de Ciudad Rodrigo ha roto el preacuerdo existente con los representantes de los trabajadores  de la Policía Local sin dar más explicaciones y tras reunirse con otros sindicatos a los que acusa de ser "afines" al equipo de Gobierno.

Según señala el sindicato Csi-f en una nota remitida a los medios, en los últimos mes han mantenido varias reuniones con miembros del Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo a las que habrían acudido delegados de personal elegidos por los trabajadores. El objetivo, abordar la problemática existente respecto al funcionamiento de la Policía Local buscando una solución que pase por que este servicio público siga manteniendo un carácter permanente y, al mismo tiempo, sea viable.

 

Según señalan esta viabilidad se están logrando a base "de realizar jornadas laborales consecutivas que exceden con creces las directrices establecidas en la normativa legal vigente y privando a sus miembros de los correspondientes descansos, de su conciliación familiar y laboral bajo la amenaza política de dejar de percibir la dedicación en sus retribuciones". 

 

Así mismo, la sección sindical de CSI-F en el Ayto. de Ciudad Rodrigo señala que "se están dando, cada vez con más asiduidad, situaciones en las que los agentes de la Policía Local de Ciudad Rodrigo realizan servicios unipersonales por falta de efectivos siendo estos contrarios a lo establecido en la Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad porque no se garantizan los principios básicos de actuación, así como a las condiciones dignas en la prestación de sus servicios por falta de seguridad, por lo que el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo incumple la obligación básica de todo empresario para con sus trabajadores que es la de velar por la salud y la seguridad".

 

Todo esto parecía que podía llegar a su fin tras las reuniones mantenidas para la confección de una jornada laboral especial de 24 horas, gracias al cual se dotaba al servicio público de Policía Local de cierta viabilidad en su funcionamiento al garantizar un servicio permanente.

 

Para ello, según este sindicato, se elaboró el documento pertinente y se llegó a un preacuerdo entre el Equipo de Gobierno y los Delegados de Personal en el que ambas partes se reconocían y consentían en la realización de la jornada especial de 24 horas que tendría comienzo el día 18 de enero de 2016.

 

Ante la sorpresa de la Sección Sindical CSI-F el viernes día 15 de enero, la Corporación rompió unilateralmente el acuerdo alcanzado, "incumpliendo a su palabra e imponiendo a su vez la confección de un cuadrante de servicios en los que se pasa al personal de segunda actividad (mayores de 60 años y/o con limitaciones de las condiciones físicas o psíquicas) al servicio activo, dando así una falsa impresión a la ciudadanía de que se cuenta con el personal necesario para mantener la seguridad. Y todo ello fuera de una nueva negociación o audiencia e incumpliendo flagrantemente los parámetros de seguridad más básicos", señalan.

 

Además apunta que ñlevar adelante el nuevo cuadrante de servicios "pone en riesgo, aún más si cabe, la permanencia del servicio público de Policía Local".

 

Por eso aseguran que "el alcalde o quien tome las decisiones en Ciudad Rorigo ha pisoteado y tirado a la basura el ingente trabajo realizado por su propia Concejala Delegada de Policía y Desarrollo y por los representantes de los trabajadores, por lo que CSI·F exige que los responsables municipales retiren la imposición dictatorial de estas medidas que perjudican claramente tanto a los trabajadores como a la ciudadanía y que este problema sea resuelto antes de que los trabajadores se vean obligados a llevar a cabo otras medidas".