El sexo, enemigo de los asmáticos

Foto: Europa Press

El 79 por ciento de los pacientes con asma reconoce que la enfermedad afecta de forma negativa a sus relaciones sexuales.

El 79 por ciento de los pacientes con asma reconoce que la enfermedad afecta de forma negativa a sus relaciones sexuales, y más de la mitad asegura que incluso sufre un empeoramiento de los síntomas después de tener sexo por el esfuerzo realizado, según los datos de una encuesta internacional llevada a cabo por Boehringer Ingelheim.
 

El trabajo, realizado en diferentes países incluido España, donde se encuestaron a 300 pacientes, incluía a pacientes en tratamiento que, a pesar de ello, siguen experimentando síntomas. Algo que le sucede a la mitad de los afectados por esta patología debido a "la falta de adherencia al tratamiento y también a un mal uso del inhalador", ha explicado Vicente Plaza, jefe del Servicio de Neumología del Hospital de Sant Pau de Barcelona.
 

Así, la encuesta muestra como más de la mitad de los asmáticos admite haber sufrido una limitación en sus relaciones por culpa de la enfermedad, llegando a impedir por completo mantener cualquier tipo de relación en un 13 por ciento de los casos.
 

Los pacientes asmáticos sufren episodios recurrentes de sibilancias, disnea, presión torácica y tos que pueden afectar significativamente a su vida profesional, social, física y emocional. Además, estos síntomas pueden agravarse a periodos de deterioro más graves denominados exacerbaciones, que hacen que se produzca un elevado riesgo de sufrir ataques de asma potencialmente mortales.