El Sevilla pierde en Braga y se ve obligado a remontar en la vuelta

DEFENSA SOBRESALIENTE. La pareja de centrales del conjunto luso secó casi por completo a Kanouté y Luis Fabiano. CAMBIOS TARDÍOS. Álvarez pecó de conservador y quizás los cambios llegaron tarde
EFE

U n indómito Sporting de Braga venció anoche a un irregular Sevilla por 1 a 0 en el partido de ida de la ronda previa de la Liga de Campeones y toma una valiosa ventaja para el encuentro de vuelta en la ciudad hispalense. El equipo español controló con solvencia el primer tiempo, pero en el segundo acto dejó crecerse al Braga, que venció el enfrentamiento gracias a su sobresaliente concentración defensiva y orden táctico.

El primer tiempo fue un monólogo sevillista. A pesar de crear pocas ocasiones de gol, los hombres de Antonio Álvarez mostraron su superioridad en la mayoría de las facetas del juego. Asegurada la posesión del balón, el club andaluz ensanchó el campo con los extremos Jesús Navas y Diego Capel, una continua amenaza para la defensa lusa.

Fruto del dominio español, el ariete brasileño Luis Fabiano tuvo el primer tanto, pero su testarazo, tras un centro de Navas, se estrelló en la madera. El Sevilla se sentía bastante relajado. El Sporting de Braga, tímido, no ejerció su habitual presión en todo el terreno de juego y facilitó los ataques al equipo hispalense, que se adueñó de la medular con un sobresaliente Zokora.

No obstante, los Guerreiros do Minho no perdían la compostura en defensa y la excepcional labor de sus centrales, el brasileño Moisés y el peruano Alberto Rodríguez, alejó el peligro de su portero Felipe. Los centros de Navas y Capel no acabaron en las botas de Luis Fabiano y Kanouté gracias al trabajo de la pareja de centrales. Los bracarenses, conscientes de su teórica inferioridad, optaron por resguardarse en defensa con la esperanza de lanzar un contragolpe.

Al filo de la primera parte, acabaron por crear una clara oportunidad. El brasileño Matheus rompió la zaga andaluza y se plantó, quizás un poco escorado, ante Andrés Palop, que supo neutralizar bien la acción con una salida rápida. En el segundo periodo, los hombres de Domingos Paciencia se estiraron y, a pesar de contener dos peligrosas internadas de Navas y Capel, equilibraron el choque. Paciencia ordenó subir las líneas de juego y obligó al Sevilla a encogerse. Un centro del lateral portugués Silvio lo remató Paulo César, al que respondió Palop realizando una buena intervención, pero su rechace lo aprovechó el brasileño Matheus, en boca de gol, para inaugurar el marcador.

Los Guerreros del Miño hacían honor a su apodo y sometieron a los españoles, que intentaron reaccionar con la entrada del argentino Diego Perotti, de Negredo y del reciente fichaje Cigarini por Diego Capel, Kanouté y Renato. En vano. El Braga aguantó la ventaja hasta el final del encuentro e incluso el brasileño Lima pudo aumentarla con un remate que se estrelló en el larguero al filo del minuto 90, lo que habría dado un vuelco al choque.