El servicio postal de EEUU dejará de entregar correo los sábados para ahorrar 1.478 millones

El Servicio Postal de Estados Unidos (USPS por sus siglas en inglés) ha anunciado su intención de dejar de entregar correo los sábados, una medida con la que espera generar un ahorro de costes de aproximadamente 2.000 millones de dólares (1.478 millones de euros) anuales.



WASHINGTON, 6 (EUROPA PRESS)



Según informa la empresa en un comunicado, a partir de la semana del 5 de agosto de 2013 distribuirá correo de lunes a viernes, mientras que el reparto de paquetes se realizará de lunes a sábado. Por su parte, las oficinas de correos que abren actualmente los sábados lo seguirán haciendo.

El director general de correos y consejero delegado de USPS, Patrick R. Donahoe, destacó que la compañía avanza hacia un "nuevo e importante enfoque de entrega" que refleja el "fuerte crecimiento" de su negocio de paquetería y responde a la nueva "realidad financiera consecuencia de los cambiantes hábitos de correo de los estadounidenses".

"Hemos desarrollado este enfoque trabajando con nuestros clientes para entender sus necesidades de entrega e identificando formas creativas de generar significativos ahorros de costes", añadió Donahoe.

Según informa la compañía, en los últimos años el servicio postal parecía abocado a un servicio de entrega de cinco días a la semana, pero el reciente fuerte repunte de la entrega de paquetes (un 14% desde 2010) y las previsiones de que este sólido incremento se mantengan en la próxima década ha llevado a la empresa a revisar su propuesta y mantener el sexto día en este caso.

El plan operativo para el nuevo esquema de entrega prevé una combinación de amortización de puestos y reasignaciones de empleados y está previsto que genere un ahorro de costes de aproximadamente 2.000 millones de dólares (1.478 millones de euros) anuales una vez que sea plenamente implementado.

El servicio postal de Estados Unidos se encuentra actualmente en el mayor proceso de reestructuración de sus operaciones. Desde 2006 ha reducido sus costes anuales en aproximadamente 15.000 millones de dólares (11.083 millones de euros), ha recortado su plantilla un 28% (lo que equivale a 193.000 trabajadores menos) y ha consolidado más de 200 centros de procesamiento del correo.