El séptimo de Sanfermines deja un encierro limpio con toros de Adolfo Martín

La carrera, que ha sido multitudinaria al coincidir en domingo, ha durado 2 minutos y 52 segundos.

Los toros de la ganadería extremeña de Adolfo Martín han protagonizado un séptimo encierro de Sanfermines limpio y noble, pese al riesgo que ha provocado un astado descolgado a última hora en el tramo de Telefóníca y que ha embestido en dos ocasiones contra corredores en la zona del vallado de la derecha. No ha habido heridos por asta.

  

La carrera, que ha sido multitudinaria al coincidir en domingo, ha durado 2 minutos y 52 segundos. Ha comenzado a las 8 en punto con los cabestros encabezando el encierro desde la salida de los corrales y protagonizando una carrera muy noble durante la cuesta de Santo Domingo.

  

Los toros han mirado en este tramo a izquierda y derecha desde el centro del grupo, mientras los cabestros lideraban la manada y no han generado complicaciones. Así han llegado a la plaza del Ayuntamiento, donde la manada ha comenzado a estirarse.

  

Ya en Mercaderes tres de los toros cárdenos han tomado la culva enfilados y situándose en cabeza de la manada, para afrontar una calle Estafeta repleta de corredores, lo que ha provococado múltiples golpes y caídas.

 

 

 

No obstante, los mozos han tenido ocasión de protagonizar bonitas carreras, con un astado abriendo paso en este tramo y la torada estirándose. Se han situado así dos toros siguiendo al astado de cabeza, y por detrás los otros tres, con la manada rota, lo que ha contribuido a aumentar las posibilidades de los mozos de correr delante de los astados.

  

Según avanzaba el encierro, el primer astado se ha ido destacando del resto y ha arrollado a un mozo en la bajada al callejón, para entrar finalmente en los chiqueros cuando se cumplían dos minutos y 20 segundos de carrera.

  

Por detrás de él han llegado otros tres astados. Los dos últimos toros, que venían juntos desde Telefónica, se han separado en este tramo cuando uno de ellos ha embestido contra un mozo a la derecha del vallado y lo ha levantado por el aire.

  

Este último toro ha generado escenas de peligro al volver a embestir a la derecha del vallado y posteriormente ha visto a la izquierda a varios mozos caídos en el suelo a los que ha decidido ignorar.

  

Ya en el coso se ha encontrado con el quinto toro y ambos han obligado a los dobladores a empeñarse a fondo para guiarlos hasta los chiqueros.

  

Los astados serán lidiados a partir de las 18.30 horas por los diestros Diego Urdiales, Manuel Escribano y Alberto Aguilar.

Noticias relacionadas