El senador salmantino que más gana, el que más tiene y el que menos debe, todo en uno

Gonzalo Robles (d) junto al presidente provincial del PP, Javier Iglesias

Javier Iglesias aúna en materia de patrimonio los mayores 'méritos' de los senadores por Salamanca. Es, según las declaraciones de bienes que han entregado todos, el que más cobra por su trabajo, el que más declara tener y el que menos debe. 

La publicación de las declaraciones de bienes y patrimonio de los senadores permite hacer una clasificación rápida sobre lo que los que han sido elegidos por Salamanca tienen o dicen tener, porque en el caso del senador Gonzalo Robles parece que existe un error o que su ficha está claramente incompleta ya que no declara retribución alguna por su cargo de secretario general de Cooperación. Atendiendo a los datos que sí reconocen, el presidente de la Diputación, Javier Iglesias, se erige en el que más gana, el que más tiene y, además, el que menos debe.

 

Según su declaración, Iglesias ganó el año pasado 47.700 euros en la Diputación, a los que hay que sumar otros 1.500 por presidir REGTSA, Cipsa y el OAEDR; también recibió 602 euros de dividendos de acciones. En total, unos 49.900 euros. Esther del Brío (PP) ingresó 45.300 euros, la mayoría de su nómina como profesora titular en la Universidad de Salamanca; la socialista Rosa María López ingresó los 40.249 euros de su puesto como profesora titular de la Usal; y Robles sólo declara los 118,45 euros por rendimientos bancarios, aunque su cargo le reporta unos 60.000 euros/año.

 

En cuanto al patrimonio inmobiliario, Iglesias declara vivienda en Ciudad Rodrigo, vivienda, trastero y garaje en Rota, otra vivienda en Madrid y vivienda y parcela en Galindo y Perahuy, en una conocida urbanización; la titularidad de algunas de estas propiedades es al 50% con su mujer, ya que está en régimen de gananciales. El valor catastral de todo este patrimonio supera los 250.000 euros según los datos de su declaración de bienes en la Diputación.

 

Rosa López declara un piso en Salamanca y una vivienda en Zamora; Robles declara vivienda habitual en Madrid y otros dos inmubles en la capital y en Ávila; y Del Brío un piso en Salamanca, otra propiedad en la capital al 7,14% de propiedad y una vivienda rural al 11,90% en Tarazona de la Guareña.

 

En cuanto al dinero, Iglesias suma más de 141.000 euros en cuentas corrientes y plazos fijos y otros 48.000 en diversos fondos, acciones y plan de pensiones; en total, casi 190.000 euros. Del Brío suma 63.000 euros en cuentas y depósitos y otros 10.700 en fondos y acciones; Robles declara un saldo de 5.800 euros en cuentas corrientes y menos de 100 en acciones; y López, unos 11.000 euros en una cuenta corriente y otros 10.600 en dos planes de pensiones.

 

Y por último, y a pesar de su patrimonio inmobiliario, Iglesias es también el que menos debe merced a 20 años de dedicación remunerada a la política. Declara una hipoteca de 120.000 euros firmada en 2008 de la que le quedan 12.963 euros por pagar. La socialista López debe 28.000 euros de una hipoteca de 108.000 firmada en 2004; Del Brío tiene pendientes algo más de 25.000 euros de los 117.000 que pidió en un préstamo hipotecario en 2001; y Robles debe unos 40.000 de una hipoteca de 100.000 euros que pidió en 1999.